miércoles. 17.04.2024

Mejor empresa en Baleares en liderazgo y gestión de talento, así reconoce CAEB a Cárnicas Suñer, una empresa fundada en 1954 y que ha sabido innovar en cuanto a productos y metodologías de trabajo.  Hoy conversamos con su gerente, Joan Suñer sobre el presente y el futuro de la empresa. 

 

- Hace unas semanas recibía desde CAEB el reconocimiento a la mejor empresa en Baleares en liderazgo y gestión del talento. ¿Cómo ha sido recibir ese nombramiento? 

-He de decir que, en primer lugar, nos sorprendió, ya que no nos lo esperábamos, y pensamos que otras empresas podían tener más opciones que nosotros.

 

Para nuestra empresa, recibir este nombramiento nos ha ayudado a ver que vamos por buen camino en la dirección de personal y nos da empuje para terminar de enfocar un cambio a nivel de cultura organizacional que desde hace años estamos promoviendo.

 

Es un honor y a la vez una gran responsabilidad que queremos afrontar con la mayor profesionalidad y ha sido una oportunidad para dar visibilidad a una labor que desempeñamos, pero no se había documentado hasta ahora.

 

Decir que no es una gestión solamente de Dirección o de RR.HH.; tenemos muy claro que nuestros valores y cultura empresarial la deben promover e inculcar nuestros responsables, mandos intermedios y aquellos que gestionan equipos o personas, que son los que hacen posible que las políticas planteadas se puedan ver implementadas en el día a día y de este trabajo diario poder merecer este reconocimiento. 

 

- ¿Cuál fue la inspiración detrás de la creación de Cárnicas Suñer? ¿Qué motivó a fundar la empresa?

-La empresa la fundó mi abuelo, Miquel Suñer, él se dedicaba a la matanza de cerdos y a la fabricación de sobrasada para vender en la península.

 

Su jubilación coincidió con las jubilaciones de los representantes de la península y con el boom turístico en Mallorca. Esta nueva situación propició que la nueva generación, sin dejar de fabricar sobrasada, empezara a fabricar hamburguesas, salchichas, butifarrones, pinchos, etc.

 

Al ver que había mucho trabajo y muchas posibilidades para crecer, mi abuelo Miquel vendió la mitad de la empresa a mi otro abuelo Joan Galmés. De esta manera, entraron a formar parte del negocio los hermanos de mi madre. Fue en ese momento cuando se formó la sociedad como la conocemos hoy en día, CARNICAS SUÑER, S.A. con mi madre de administradora/gerente.

 

- ¿Cómo ha evolucionado la empresa desde su fundación en 1954 hasta ahora?

-Podemos diferenciar tres etapas diferentes: la primera, cuando estaba mi abuelo y el negocio se basaba en la venta de sobrasada fuera de Mallorca. La segunda, con la incorporación de los hermanos de mi madre, el boom turístico y la apertura de una sala de despiece. Y la tercera, con el traslado de las instalaciones al polígono agroalimentario de Manacor, donde seguimos hoy en día.

 

- ¿Qué servicios o productos ofrece la empresa? 

-Nuestra empresa ofrece una gran variedad de carnes, elaborados cárnicos, embutidos y quesos de gran calidad y frescura; además nuestros trabajadores son grandes profesionales en su área y ofrecemos amplio servicio de corte en función de la solicitud del cliente. 

 

Nuestros principales clientes son: la restauración, hoteles, carnicerías y supermercados que precisan el producto envasado, residencias y comedores escolares, así como también el cliente directo, que, cada vez más, confía en nosotros y acude a nuestras instalaciones para realizar la compra.

"Tenemos planteada una ampliación en los próximos años"

 

- ¿Qué proyectos de expansión barajan en los próximos años?

-A nivel de proyectos, tenemos planteada una ampliación en los próximos años, aún pendientes de los permisos del Ayuntamiento de Manacor.

Esta ampliación supondrá duplicar la plantilla en unos años, por lo que estamos ya preparando a nuestros responsables de personal, para trabajar en una metodología basada en la iniciativa, autonomía, y mayor adaptabilidad a los cambios y procesos.

 

- ¿Cuál es su papel como gerente en el día a día de la empresa?

-Desde que ejercí la gerencia de la empresa en el año 2019, aposté por dar mayor libertad y autonomía a todos los responsables de departamento, ya que necesitábamos aire fresco e innovador, y con la entrada de los nuevos responsables, pudimos tener una nueva visión y pudimos hacer frente al Covid-19, y seguir, a partir de aquí, con constantes cambios que han hecho que gran parte de la plantilla se sienta motivada y comprometida, al asignarles mayores responsabilidades y posibilidades de crecimiento profesional.

 

- ¿Cuál es su consejo para emprendedores que están comenzando sus propios negocios?

-Desde mi punto de vista, es muy importante al querer llevar un negocio, rodearte de personas que tengan inquietudes, ambición, humildad y desde la Dirección, limitarse a dar esa seguridad laboral para que todos aquellos profesionales puedan sentirse realizados y poder tomar decisiones con confianza y sabedores que desde la propia dirección les apoyan.

 

A partir de aquí, únicamente me limito a mediar entre los diferentes departamentos y tomar decisiones que, sí requieren de mi intervención, con un amplio contexto y experiencia, puede que sean más objetivas al disponer de más información. 

 

- ¿Qué supone para usted el reconocimiento de CAEB?

-A nivel personal, este reconocimiento ha supuesto una gran alegría y un nuevo desafío ya que venimos de unos tiempos complicados, por la gran reticencia que ha habido en ciertos responsables y parte de la plantilla que hacía muchos años que estaban trabajando en la empresa, con todos los cambios a nivel de cultura empresarial que estábamos promoviendo, y, junto con la pandemia, tuvimos una gran presión a nivel de decisiones estratégicas, que, con constancia, profesionalidad y coherencia, hemos podido darle la vuelta a esta dinámica compleja. 

 

 

Joan Suñer: “Es importante que las plantillas se sientan motivadas y comprometidas”
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad