lunes. 20.05.2024

Gran Meliá, marca de lujo de Meliá Hotels International, celebra la inauguración de su más reciente proyecto en Barcelona: Torre Melina, a Gran Meliá Hotel. Con esta apertura estratégica, la empresa hotelera promete dar una nueva perspectiva al sector del lujo y la hotelería de la ciudad de Barcelona desde un oasis urbano en la zona alta de la Diagonal.
 

Apenas un año después de anunciar la incorporación de este emblemático establecimiento (antiguo Hotel Rey Juan Carlos) a la selección de propiedades Gran Meliá, la cadena hotelera abre las puertas del único establecimiento en su categoría en Barcelona. 

Ubicado junto al Palau de Congressos de Catalunya, el nuevo Torre Melina toma su nombre en honor a la antigua masía del siglo XII en cuyos terrenos se encuentra enclavado el hotel. En esta nueva etapa, aspira a convertirse en un complejo hotelero y de congresos puntero, también en cuanto a ocio urbano.

«La apertura de Torre Melina Gran Meliá tiene una relevancia extraordinaria para el turismo MICE y de lujo en Barcelona. La ciudad no solo recupera así un hotel emblemático para el turismo de negocios, anexo a las instalaciones que suponen el gran proyecto de reuniones de Europa, sino que da la bienvenida a un producto totalmente renovado y convertido en un destino en sí por la excepcional oferta interna de servicios de gran calidad e interés tanto para los que se alojan como para los propios ciudadanos de Barcelona», ha declarado Ramon Vidal Castro, Director General del complejo hotelero.
 

El edificio que alberga Torre Melina Gran Meliá, inaugurado en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, no solo presenció momentos icónicos, sino que también se convirtió en el epicentro de la determinación y el liderazgo de la ciudad. Su renovación no solo supone la apertura de un hotel; es el resurgir de un legado, un recordatorio tangible de la grandeza de esa ciudad cosmopolita y vibrante que inspiró a viajeros, escritores y grandes artistas.
 


En el nuevo Torre Melina Gran Meliá, la marca de lujo de Meliá Hotels International ha querido plasmar los rasgos más distintivos de su filosofía, asentada en la apuesta por los placeres sencillos, la conexión con la tierra, el respeto por las cosas bien hechas y la elegancia en cada detalle. Trazos que se perciben en cada rincón y en cada uno de los servicios que ofrece el establecimiento.



Torre Melina Gran Meliá se presenta como un resort urbano de desconexión y calma, pero también, de ocio, gastronomía y lujo. Para ello, cuenta con 391 habitaciones y suites, 18 salas para eventos interiores y exteriores, un Rooftop privado con vistas 360º, varias piscinas, servicios de bienestar de alta gama, los exclusivos jardines modernistas de Torre Melina —25.000 m2 donde los huéspedes pueden sumergirse en un entorno natural exclusivo—, y una oferta gastronómica de vanguardia, con Erre de Urrechu como restaurante de cabecera, una propuesta más refrescante con Beso Pedralbes, así como la mejor mixología en Chroma de la mano de Erik Lorincz.


 

Las nuevas suites representan una de las propuestas más destacadas después de la renovación del hotel, gracias a la visión estratégica en el segmento de lujo por parte de MHI, en sintonía con el sello Gran Meliá.

El establecimiento cuenta con 391 habitaciones, de las cuales albergan 61 suites, divididas en 14 tipos, desde las habitaciones entry level Deluxe, hasta la exclusiva The Royal Penthouse Suite RedLevel, un auténtico refugio de 300 m2 de confort y privacidad, ubicado en lo más alto del hotel y distribuido en 3 plantas con salón independiente y rooftop propio.
 

Porque el objetivo de Torre Melina Gran Meliá es ofrecer algo más que un simple alojamiento. Para ello han creado el sello RedLevel, un mundo de exclusividad y distinción con áreas reservadas, atenciones personalizadas y servicio premium solo por alojarse en las habitaciones y suites RedLevel.

Los huéspedes RedLevel recibirán un trato aún más personalizado. Además, dispondrán de acceso exclusivo a determinados espacios y atenciones únicas que no les dejarán indiferentes. Espacios exclusivos como el espacioso RedLevel Lounge, ubicado en el lobby del hotel y con acceso a los jardines modernistas de Torre Melina, para disfrutar de la terraza exterior donde descansar, saborear un aperitivo, un café o una copa al atardecer.
 

Las habitaciones y suites RedLevel están ubicadas desde la planta 10º a la 15º, lo que les confiere a todas ellas, unas espléndidas vistas panorámicas a la montaña o a la ciudad. Entre éstas, destacan las suites One Bedroom RedLevel Long Stay, que integran dormitorio, salón independiente, pequeña cocina y baño con bañera, además de un baño de cortesía.
 

Y en la 14º planta, para los huéspedes más exigentes, la Presidential One Bedroom Suite RedLevel, con increíbles vistas a Barcelona y un equipamiento superior. Su decoración de vanguardia fluye por los 116 m2 de estancia distribuida en un salón independiente, cocina, baño con bañera y baño de cortesía.
 

Meliá Hotels fortalece su presencia en Barcelona con su primer Gran Meliá de la ciudad:...