sábado. 15.06.2024

Grupo Iberostar ha recibido el premio Condé Nast Traveler 2023 en la categoría “Sostenible & Eco” por su movimiento pionero Wave of Change, que reconoce el esfuerzo del grupo hotelero mallorquín en materia de sostenibilidad y que inspira su ambiciosa Agenda 2030. 

Durante la ceremonia de entrega de galardones, celebrada en Madrid, Megan Morikawa, Directora Global de la Oficina de Sostenibilidad de Grupo Iberostar, afirmó que “la sostenibilidad es el corazón de Iberostar que nos impulsa a liderar un modelo de turismo responsable en la industria con el fin de involucrar y concienciar a la sociedad sobre la importancia de cuidar de nuestro entorno incluso cuando estamos disfrutando de unas relajantes vacaciones”.

Morikawa continuó agradeciendo este reconocimiento que permite “visibilizar los proyectos que forman parte de la estrategia de sostenibilidad de la compañía, englobada a través de nuestro movimiento pionero en la industria Wave of Change que ha inspirado nuestra ambiciosa Agenda 2030”.

  

Wave of Change refleja la pasión por los océanos declarada por Grupo Iberostar en 2017. A través de esta iniciativa, el Grupo ha llevado a cabo en los últimos años grandes acciones para la conservación del medioambiente y la lucha contra el cambio climático. Con una sólida base científica, este movimiento ha permitido a Iberostar desarrollar las líneas de acción de una Agenda 2030 propia que avanza hacia una economía circular, promueve el consumo responsable de pescado y marisco, y mejora la salud costera de todos los ecosistemas que rodean sus hoteles.

De cara a impulsar y tangibilizar este movimiento, la compañía cuenta con una Oficina de Sostenibilidad propia formada por un equipo multidisciplinar de más de 30 personas con un perfil científico: biólogos marinos, científicos y también perfiles académicos, que dibujan un plan de acción y toman decisiones basadas en la ciencia de cara a los objetivos de esta década.

Desde su creación, Iberostar logró convertirse en 2020 en el primer grupo hotelero del mundo que eliminó los plásticos de un solo uso de todas sus operaciones. Gracias a este movimiento, la hotelera definió su hoja de ruta para dejar de generar desechos en 2025 y evitar el desperdicio de alimentos, implantando un departamento propio 3R para la gestión de residuos y sistemas de inteligencia artificial en sus cocinas.

También avanzó su estrategia hacia la descarbonización, la más ambiciosa del sector, para alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono en 2030, lo que supone un adelanto de 20 años con respecto al objetivo global de net zero marcado por la industria, operando cuatro hoteles 100% eléctricos en Montenegro y Mallorca, y suministrando electricidad de origen renovable con garantía de origen en todos los hoteles Iberostar en España y Brasil.

Entre otros hitos alcanzados por Wave of Change, la compañía logró en 2022 que la totalidad del pescado y del marisco ofrecido en México provenga de fuentes responsables, superando el 78% la trazabilidad del origen de pescado responsable a nivel global.

En aras de mejorar la salud de los ecosistemas que rodean sus hoteles, el equipo científico de Iberostar impulsó la construcción de cinco viveros de coral en el Caribe, tres viveros de manglares en República Dominicana y cuatro viveros de duna costera en México. Además, Iberostar trabaja para que, en 2030, el 25% del espacio de sus resorts lo ocupen zonas verdes con grandes jardines para favorecer la floración de especies locales y proteger así la biodiversidad de los destinos en los que opera.

Iberostar Grand El Mirador de Tenerife, finalista en los premios Condé Nast

Iberostar también ha resultado finalista en la categoría ‘Mejor Resort nacional e internacional’ de los premios Condé Nast Traveler con su hotel Iberostar Grand El Mirador de Tenerife. La nominación de este resort para adultos, situado en la milla de oro de Costa Adeje al pie de la Playa del Duque, al suroeste de la isla de Tenerife, reconoce su conjunto arquitectónico diseñado con una cuidada y romántica decoración que permite disfrutar de la auténtica esencia canaria con privilegiadas vistas al mar.

Iberostar recibe el premio Condé Nast Traveler por su modelo de turismo sostenible