domingo. 25.02.2024

Los despidos en las grandes tecnológicas del mundo se han recrudecido y se acercan a los 70.000 en este enero, un mes en el que los recortes han superado incluso a los de noviembre y que se ha saldado con salidas masivas de empresas como Google, Microsoft, Amazon, IBM o SAP.
 

Después de un noviembre "negro", en el que se anunciaron despidos en Amazon, Meta (matriz de Facebook), Twitter y Cisco, hasta poner 51.300 empleados en la calle, llegó un diciembre en el que el goteo de salidas parecía ralentizarse, hasta quedar reducidas a una quinta parte: unos 10.000 empleados, según datos de Layoff.fyi, un rastreador estadounidense que recopila todos estos datos.
 

Tras este bajón, ha llegado un enero, con anuncios de recortes masivos como los de Alphabet, matriz de Google, con 12.000, el 6% de la plantilla; Microsoft, con 10.000, el 5%; Amazon, con 8.000 (2% de la plantilla), que se suman a los 10.000 de noviembre; IBM, con 3.900, el 2%; y SAP, 3.000, el 3%.
 

"Son los coletazos de unos ajustes que están efectuando las empresas tras el acelerón de digitalización sin precedentes que se produjo como consecuencia de la covid-19", ha afirmado el presidente del Colegio de Ingenieros Informáticos, Fernando Suárez, que cree que "quedarán unos meses para que las aguas vuelvan a su cauce".
 

Se ha producido un ajuste de las tecnológicas a la realidad de nuestros tiempos tras la pandemia acrecentado por la ralentización económica, que ha producido una subida de la inflación y un descenso de la demanda, ha añadido.
 

"Está disminuyendo el consumo de tecnología. Hemos visto hace unos meses que se han producido despidos significativos, que irán disminuyendo una vez que las compañías se vayan ajustando a la nueva situación, pero que se seguirán produciendo durante unos meses".

Esta valoración coincide esencialmente con la del consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella, que esta semana cuando presentó resultados de su primer semestre fiscal (julio a diciembre) afirmó que así como se vio que durante la pandemia sus clientes empezaron a incrementar el gasto digital, ahora se percibe que están queriendo optimizar esta cuantía económica.
 

Las empresas, además, están invirtiendo con cautela dada la incertidumbre global, añadió en su intervención Nadella, tras dar a conocer los resultados de su compañía, que sigue obteniendo beneficios (33.981 millones de euros), pero un 13,5% menores que en el mismo periodo del año pasado.
 

Razones distintas han esgrimido empresas como IBM, que anunció 3.900 despidos, también durante la presentación de resultados de 2022. Otra empresa que tuvo beneficios, 1.500 millones de euros, pero un 671% menos que en 2021.
 

En este caso, los ajustes los ha justificado en la escisión de IBM de empresas como Kyndril en 2021 y Whatson Health en 2022.

Horas después, el fabricante de software para empresas SAP anunciaba otras 3.000 salidas, también durante la presentación de resultados, todo ello para reducir costes en hasta 350 millones de euros anuales a partir de 2024. Sus beneficios cayeron un 56 % en 2022, hasta los 2.290 millones.
 

El motivo en el caso de SAP se circunscribe en que quieren centrarse en áreas estratégicas de crecimiento y acelerar la transformación a una empresa de servicios informáticos en la nube, según explicó su consejero delgado, Christian Klein.



DESPIDOS POR ENCIMA DE LOS TIEMPOS DEL CONFINAMIENTO

En 2022, un total de 1.040 grandes tecnológicas se deshicieron de 159.684 empleados.
 

En total son 210 multinacionales tecnológicas las que han anunciado despidos en este mes de enero, que aún no ha acabado y que se ha saldado con más de 67.000 despidos, según el rastreador estadounidense.
 

En noviembre fueron 52.370 despidos los que contabilizaron de manos de 225 empresas.
 

En el cuarto trimestre de 2022, se contabilizaron 79.953 despidos, de 459 tecnológicas, la mayor cifra registrada desde antes de la pandemia, incluso por encima del segundo trimestre de 2020, cuando los confinamientos eran masivos, que se saldaron con 60.141 despidos por 428 empresas.
 

Estas cifras contrastan por ejemplo con el cuarto trimestre de 2021, cuando las salidas fueron de 1.539, provenientes de 24 empresas. 

Los despidos en las grandes tecnológicas se avivan y rozan 70.000 en enero