sábado. 15.06.2024

Este próximo viernes el Palau de Congressos de Palma acogerá el Foro Agencia Com dedicado a analizar las relaciones empresariales entre Baleares y China. En este evento participará como uno de los grandes atractivos, el consultor de negocio Julio Ceballos especializado en relaciones internacionales comerciales y China. 

-Se habla mucho de China desde la perspectiva económica y política pero ¿Cree usted que es un gran desconocido aún para lo que denominariamos mundo occidental?¿Funcionamos aún con demasiados clichés cuando hablamos de China?

-Conocer China es uno de los mayores desafíos intelectuales y geopolíticos que enfrenta Occidente durante este siglo XXI. Seguimos, en buena parte, anclados a estereotipos ya desfasados o clichés que no nos permiten conocer la auténtica realidad actual de China. China sólo se puede comprender desde dentro, pues funciona con otros valores, otra lógica y otras reglas. 

-¿Cómo puede un país 'teóricamente' comunista estar conquistando una economía global 'teóricamente' capitalista?

-Los chinos han aprendido a competir eficazmente con unas reglas que no establecieron ellos, en un juego que inventó Occidente. China ha estudiado nuestro modelo y ha adoptado todos los atributos del mismo que ha considerado importables y beneficiosos para su sistema. Ese modelo que ellos han desarrollado es híbrido y profundamente chino. Por eso, no es exportable a ningún otro lugar del mundo, pero a ellos les funciona. Su objetivo es mantener el mismo tablero y las mismas fichas actuales, pero pasar a jugar con unas reglas que no sean exclusivamente occidentales. 

-Usted participa este viernes en el Foro Empresarial Agencia Com para hablar precisamente de los retos y oportunidades que ofrece China. ¿Qué le parece que se lleven a cabo este tipo de iniciativas?

-Conocer mejor Asia y a su líder regional, China, acercarnos mejor a su realidad, su cultura y sus gentes, ya no es caprichoso, es imperativo. Vivir en el siglo XXI de este planeta implica competir eficazmente y convivir pacíficamente con China. Foros como este que se celebra este viernes 20 en Palma de Mallorca sirven a este fin. Hacen falta muchos más puntos de encuentro entre ambas culturas.

-¿Cuáles son ahora mismo las principales oportunidades de negocio que ofrece China para los empresarios de Baleares? 

-Destino turístico de primer orden a nivel mundial y epicentro de la industria hotelera española, las Islas Baleares presentan un enorme potencial para recibir a un buen porcentaje de los cerca de 170 millones de turistas chinos que salieron al exterior antes de la pandemia. Además, las marcas baleares del sector agroalimentario, la moda, el calzado o la artesanía que ya tengan implantación internacional no pueden renunciar a explorar las oportunidades que ofrece el mayor mercado de productos de consumo a futuro: China 

"No todas las marcas tienen capacidad de competir en China"

-¿Cuales son las principales trabas o problemas para establecer lineas de negocio con este país?¿Cómo se pueden vencer estas barreras?

-El primer obstáculo son las creencias erróneas que la mayoría de las empresas occidentales tienen sobre el mercado chino, su potencial, sus dinámicas y las expectativas de negocio que genera. Por eso, en primer término, las empresas interesadas en desarrollar su negocio en China deben hacer un autodiagnóstico sobre el potencial que su producto, su modelo y su marca tienen para competir en China.

No todas las marcas tienen capacidad de competir en China. Si ese autoanálisis arroja oportunidades de negocio concretas, el siguiente paso es explorar el mercado chino de la mano de un "sherpa" que le guíe, le de acceso al canal de distribución más adecuado, le ayude a buscar un socio local con el que crecer y le ayude a minimizar los riesgos que implica un mercado tan complicado y exigente con el chino. Esos "sherpas" somos los consultores de negocio que, con décadas de experiencia a la espalda, ayudamos a las empresas a desarrollar su negocio allí.

-Baleares es una comunidad turística con grandes empresas hoteleras internacionales muy conocidas. ¿Cree que puede ser un mercado interesante para estas empresas tanto para implantarse o crecer allí como para atraer a turistas chinos? 

-Sin duda. Es cierto que el "gran turismo chino" no busca "sol y playa" y sus inquietudes cuando viajan son otras, pero también ahí las Islas Baleares ofrecen un turismo de altísima calidad que puede satisfacer las exigencias de los turistas chinos: gastronomía de primer nivel, establecimientos de hostelería con propuestas únicas, comercio de lujo y marcas boutique, patrimonio histórico, experiencias y naturaleza...además, en Baleares hacen turismo y residen "celebrities" de todo el mundo. Las experiencias VIP y exclusivas atraen mucho a los chinos. En fin, las Islas Baleares ofrecen una propuesta para los turistas globales más exigentes y, por supuesto, para los chinos también.

-¿Cual es el gran secreto del éxito del empresario chino actual que sale fuera de su país para hacer negocio?

-No hay secreto. Es una fórmula de trabajo duro, contactos y financiación no bancaria, costes de producción baratos y paciencia. Durante 40 años, el modelo económico chino sigue siendo eminentemente exportador y su fortaleza, en general, suele ser una relación calidad-precio muy competitiva. Sin embargo, eso está cambiando pues las multinacionales chinas cada vez invierten más en I+D, disponen de tecnología, diseños y patentes propias y logran introducirse en mercados (hasta ahora sólo operados por marcas internacionales).  

"China ya es una realidad que impacta en múltiples aspectos de nuestro día a día"

-¿Qué papel tendrá el gigante asiático en las próximas décadas?¿Será el gran líder económico mundial?

-China ya es primera potencia económica mundial desde 2014, en poder paritario de compra. Además, es primer exportador mundial y primer socio comercial de más de 150 países, primer acreedor mundial y primer receptor de inversión extranjera. Es también, desde el año 2022, el primer exportador de bienes a España (por delante de Alemania y Francia). Es decir: no hace falta esperar a las próximas décadas. China ya es una realidad que impacta en múltiples aspectos de nuestro día a día.

Incluso si la brecha que separa el PIB estadounidense del PIB chino no se acorta, las dos grandes superpotencias a ambas orillas del Pacífico están destinadas a rivalizar por la hegemonía mundial. Con esa rivalidad vamos a convivir y va a marcar, en buena medida, nuestra agenda geoeconómica y geopolítica a lo largo de nuestras vidas.

Ceballos: "Baleares presenta potencial para recibir a un buen porcentaje de los 170...