domingo. 14.04.2024

La Junta General de Accionistas que CaixaBank celebrará mañana, viernes, en Valencia prevé reelegir a Gonzalo Gortázar, el consejero delegado del banco, como consejero ejecutivo por cuatro años y nombrar a Peter Löscher como consejero independiente para cubrir la vacante de John S. Reed.
 

La Junta también dará el visto bueno a la reelección de Cristina Garmendia Mendizábal y María Amparo Moraleda Martínez como miembros del consejo de administración, adscritas ambas a la categoría de consejeras independientes.
 

Al anunciar el orden del día de la Junta, CaixaBank ya subrayó que, en las propuestas de nombramiento y reelección, se había tenido en cuenta el objetivo de que el número de consejeras represente, al menos, el 40 % del total de miembros del Consejo de Administración.
 

También destacó que las propuestas presentadas mantienen la proporción actual de independientes, es decir, un 60% del total.



AUMENTO DE LA RETRIBUCIÓN DE GOIRIGOLZARRI Y GORTÁZAR

Por otra parte, la Junta deberá también dar luz verde a la política de remuneración del consejo.

A propuesta del consejo de administración de CaixaBank, se prevé aumentar un 5% este año la retribución de los consejeros ejecutivos, es decir, de José Ignacio Goirigolzarri -presidente del banco- y de Gonzalo Gortázar -consejero delegado de la entidad-, en línea con la estimación al alza de la remuneración media de la plantilla de la entidad para el presente ejercicio de acuerdo con criterios de mercado.
 

Así pues, la retribución fija del presidente de CaixaBank para 2023 será de 1,73 millones de euros y el objetivo de variable se situará en 336.000 euros.
 

En cuanto al consejero delegado, la retribución fija será de 2,37 millones y la variable se situará en 954.000 euros, mientras que la aportación al sistema de ahorro a largo plazo será de 525.000 euros.
 

Respecto a la remuneración por pertenencia al consejo y sus comisiones, también se ha propuesto un aumento a la Junta General de Accionistas, ya que el banco alega que no se había actualizado desde 2015.

En consecuencia, la cifra máxima de remuneración del conjunto de consejeros para 2023 subirá un 5 %, hasta los 3,07 millones.
 

Por otra parte, la Junta, además de aprobar las cuentas del banco en 2022, también debe autorizar la propuesta de dividendo de 0,2306 euros por acción, que se abonaría en abril.
 

Con motivo de la presentación de los resultados de CaixaBank de 2022, el banco ya dio a conocer que abonaría este dividendo ese mes y que CaixaBank destinará el 55 % de las ganancias obtenidas en 2022 a dividendo.
 

La Junta llega precedida por las turbulencias financieras en los mercados provocadas por la quiebra del Silicon Valley Bank y por el rescate de Credit Suisse, si bien la banca española ya ha reafirmado en los últimos días su fortaleza y la de la banca europea en su conjunto pese a estos dos episodios.
 

En el plano nacional, CaixaBank ya anunció a principios de marzo que presentaba recurso contra el impuesto a la banca, al igual que otros bancos y patronales bancarias, un tributo que prevé que le cueste unos 400 millones este año, según dijo la entidad a principios de febrero, en la presentación de resultados de 2022.

CaixaBank reelegirá mañana a Gonzalo Gortázar por otros cuatro años