miércoles. 12.06.2024

El BBVA y CaixaBank están a la espera por si el Banco de Inglaterra les pide crear una filial en el país, después de conocerse que el supervisor británico está considerando obligar a más de 150 bancos extranjeros presentes en el Reino Unido a través de sucursales a reemplazarlas por filiales.

Según desveló esta semana el diario británico Financial Times, tras el colapso del Silicon Valley Bank (SVB), en Estados Unidos, el Banco de Inglaterra está estudiando si debería aplicar reglas más estrictas a las entidades extranjeras presentes en el país que le den un mayor margen de actuación en caso de quiebras.

La medida podría reducir los umbrales que requieren los bancos extranjeros con negocios corporativos en el país para establecer filiales, con su propio capital y liquidez, lo que supondría un coste para el sector y afectaría, en caso de materializarse, al BBVA y CaixaBank.

En el Reino Unido también están presentes el Banco Santander y el Banco Sabadell, pero en ambos casos, a través de sus propias filiales -Santander UK y TSB, respectivamente-.

La razón por la que el Banco de Inglaterra está barajando exigir la creación de filiales en el país es porque el regulador quiere tener el poder de intervenir un banco presente en Reino Unido si fuera necesario, sin tener que pedir previo permiso a otro supervisor, por ejemplo el Banco Central Europeo.

Las filiales, como la que SVB tenía en Londres, permiten a los reguladores locales tomar el control de los bancos en quiebra en lugar de dejar su destino a la discreción de los supervisores de sus matrices, explicaba el diario británico.

Sin embargo, obligar a los bancos a crear filiales es más costoso que simplemente mantener sucursales en el Reino Unido, por lo que fuentes financieras confían en que el Banco de Inglaterra consulte al sector antes de tomar una decisión de este calado.

CaixaBank ha explicado este jueves que no ha recibido ninguna notificación sobre una posible modificación de los criterios del Banco de Inglaterra para la prestación de servicios financieros de las entidades internacionales en el Reino Unido.

En el caso de que se produjera un cambio que afectara al estatus legal de la actual sucursal de CaixaBank en el Reino Unido, la entidad se adaptaría a las nuevas condiciones para seguir ofreciendo sus actuales servicios de banca mayorista, que van desde la banca transaccional, incluyendo la financiación del comercio y la cadena de suministros, hasta la financiación a largo plazo, tanto con riesgo corporativo como en productos estructurados.

BBVA y CaixaBank podrían tener que crear una filial en Reino Unido