jueves. 22.02.2024
AHORRO

Los hogares españoles no ahorran pero acumulan más riqueza que los de países vecinos por la revalorización inmobiliaria

Esta es una de las conclusiones del estudio 'Finanzas de los hogares 2000-2022' elaborado por la Fundación Afi Emilio Ontiveros, que matiza que en España ha aumentado la riqueza pero está cada vez más concentrada.

 Pese al aumento de la riqueza, la renta bruta disponible per cápita de los hogares españoles apenas se ha recuperado en términos reales de sus niveles a inicio de siglo.
Pese al aumento de la riqueza, la renta bruta disponible per cápita de los hogares españoles apenas se ha recuperado en términos reales de sus niveles a inicio de siglo.

Los hogares españoles apenas ahorran y tienen menores niveles de renta que otros países vecinos, si bien la acumulación de riqueza es "relativamente" superior como consecuencia fundamentalmente de la revalorización inmobiliaria, activo preferido en España para canalizar el ahorro.

Esta es una de las conclusiones del estudio 'Finanzas de los hogares 2000-2022' elaborado por la Fundación Afi Emilio Ontiveros y presentado este martes, que matiza que en España ha aumentado la riqueza pero está cada vez más concentrada, ya que el 1% de los hogares más ricos acumulaban en 2020 el 22% de la riqueza, frente al 13,8% de 2002.

Así mismo, el 10% de hogares más ricos pasaron de concentrar el 43,9% de la riqueza en 2002, al 53,9% en 2022.

Según el estudio, el efecto de la revalorización de activos es responsable de más del 70% del aumento de la riqueza de los hogares españoles, mientras que en Alemania, Francia e Italia representa más la adquisición neta de activos.

Pese al aumento de la riqueza, la renta bruta disponible per cápita de los hogares españoles apenas se ha recuperado en términos reales de sus niveles a inicio de siglo, incluso ha aumentado la brecha frente a países vecinos.

"En el año 2000 la diferencia entre la renta bruta disponible real española y la de la media de la zona euro era de 4.400 euros aproximadamente y esa diferencia en 2022 ha sido de 6.400 euros", lo que ha agravado la brecha con los países del entorno, señala el estudio.

Además, ningún hogar, excepto los de mayores de 65 años, ha recuperado en 2020 los niveles de renta de 2001; incluso los hogares envejecidos los han mejorado debido en parte a las políticas de protección de ingresos.

Este informe confirma que los hogares españoles ahorran menos que los europeos, "la brecha entre la tasa de ahorro de los hogares españoles y la media ponderada de la eurozona se mueve en un amplio rango que nunca baja de los tres puntos porcentuales".

Las bajas tasas de ahorro de los hogares de España se explicarían por una "mayor cultura de consumo", la "confianza en las redes de protección familiares" en casos de crisis y a un sistema de pensiones más generoso.

El ahorro financiero está concentrado en las rentas altas, señala el estudio, tanto así que solo el 40% que acumulan las mayores rentas han acumulado en 80% del total de esa riqueza o el 10% más rico ha acaparado el 50% del total de ese tipo de ahorro.                                    

HOGARES JÓVENES: MENOS RENTA, AHORRO, RIQUEZA Y VIVIENDA

Los hogares mas jóvenes (20 a 35 años) han sufrido una caída de su renta real, que durante las recientes crisis como la inmobiliaria, recibieron menos rentas que aquellos hogares entre 65 y 74 años.

Los tramos de edad superiores a los 65 años han mejorado su nivel de riqueza en términos reales en estas dos décadas, que podría vincularse al efecto de revalorización de activos y al deterioro de la renta de los jóvenes.

"Hay un factor de mala suerte para esta generación entre los 20 y 35 años, se han incorporado al mercado del trabajo en el peor momento de las últimas décadas, en términos de precariedad, flexibilidad, precios de alquiler, con cuatro crisis de por medio", ha expuesto Daniel Manzano, autor del estudio.

Factores como el poco ahorro por las rentas bajas, ha permitido que el segmento más joven propietario de una vivienda haya bajado en dos décadas del 70% al 35%, un descenso que se evidencia a partir de 2011.

El estancamiento de la renta bruta disponible de las familias en general se explica, según Daniel Manzano, por la economía poco productiva de España.

"Es demasiado fácil decir que esto es un tema distributivo, el problema principal es la insuficiencia de la renta. Si la renta per cápita hubiera crecido, probablemente la brecha intergeneracional sería menor", pero "hemos crecido insuficientemente", ha destacado Ángel Berges, presidente de Afi y coautor del informe.

Los hogares españoles no ahorran pero acumulan más riqueza que los de países vecinos...