domingo. 21.04.2024

En enero, la inflación de alimentos en nuestro país se disparó hasta el 7,4% en tasa interanual, posicionándonos como el quinto país con la tasa más alta entre los 38 miembros de la OCDE, donde la inflación general apenas alcanza el 3,4%, quedando así por debajo del promedio del 5,7%. 

Destaca especialmente en España el aumento de precio del aceite de oliva. Entre diciembre de 2022 y diciembre de 2023, su coste escaló un 54,6%, superando la media europea del 47,4%. La subida de precio del último año ha sido especialmente acusada en un producto tan arraigado a la dieta española como el aceite de oliva, pero no es el único que se ha encarecido por encima de la media europea.

Según Eurostat, se han observado alzas notables en otros productos básicos: las patatas (23%) y los huevos (20%). En particular, el precio de los huevos en España ha sobrepasado el incremento medio europeo, registrando un alza del 4,4% frente al 0,4% de la UE.

Aunque la inflación continúa siendo un tema muy presente en la boca de todos los españoles, creemos que es mucho más fácil entender el efecto que tiene en el gasto y ahorro de las familias si lo materializamos en los productos de la cesta de la compra y, en particular, en la receta española por excelencia. 

Para acercarnos a la realidad, la plataforma de ahorro europea Raisin ha vuelto a realizar un estudio aproximativo de cuánto costaría cocinar una tortilla de patata hace un año y ahora.  En Raisin, ya se había analizado el aumento en el coste de preparar una tortilla de patatas entre 2021 y 2022. No obstante, el continuo incremento en el precio de los ingredientes de este pilar esencial de la cocina española nos ha motivado a realizar un nuevo estudio.

Para visualizar esta subida de precios, hemos utilizado una herramienta que nos permite ver los precios de ciertos productos en momentos diferentes en el tiempo: 

Para ello, se ha utilizado una herramienta que permite recoger pantallazos de las páginas web de supermercados en varios momentos de tiempo. La variación de precios es una estimación tomando productos particulares como referencia. 

Por ello proporcionan datos oficiales del Eurostat que reflejan esta variación de precios de manera más consistente. 

Se entiende que no se necesita una botella entera de aceite de oliva para cocinar una tortilla de patata, se ha utilizado como referencia de compra. Lo mismo ocurre con la malla de patatas o la docena de huevos. Para calcular el precio real de cocinar una tortilla de patata, hemos utilizado la siguiente receta: 

En 2021, el coste de media docena de huevos,  medio litro de aceite de oliva y 750 gramos de patatas sería de 3,54 euros. Comprar exactamente los mismos productos ascendía en 2022 a 5,57 euros. Ahora, el total es casi el doble. Es decir, hacerte una tortilla de patata en casa cuesta ahora 9,44 euros, un 67% más que hace un año y un 162% más que en 2021.

Y, para todos aquellos que sean del bando “tortilla con cebolla”, el precio se encarece todavía más. Si consideramos que, en 1kg, hay aproximadamente 5 cebollas, el precio pasaría de 3,73€ en 2021 a 9,76€ en 2024. 

“Es mucho más fácil entender el impacto que la inflación tiene en la capacidad de compra cuando lo ejemplificamos en productos que todo hogar compra frecuentemente”, dice Mónica Pina Alzugaray, responsable de Raisin España. “Los salarios siguen sin sincronizarse con las variaciones del IPC, lo que impacta directamente en el poder adquisitivo. Es decir, si queremos seguir comprando los mismos productos, la capacidad de ahorro será mucho menor”

Hacer una tortilla de patata en casa cuesta un 67% más que hace un año
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad