miércoles. 12.06.2024

El número de grandes fortunas en España se redujo un 3,7% en 2022 con respecto al año anterior hasta contabilizar 237.400, mientras que el valor de su riqueza disminuyó en mayor medida, un 4,5%, hasta los 687.200 millones de dólares, según un estudio elaborado por la consultora Capgemini.

Durante el pasado año, en España el número de individuos con un elevado patrimonio neto cayó más que la media global, que presentó un descenso del 3,3% hasta los 21,7 millones.

Pese a ello, España mantiene la posición de 2021 situándose decimoquinta dentro de la clasificación que incluye a los 25 principales mercados con más fortunas.

En cuanto al valor de la riqueza de la población española, la tendencia a la baja se acentuó en 2022 al perder un 4,5%, lo que equivale a 32.500 millones de dólares ya que si en 2021 alcanzaba los 719.700 millones de dólares, un año después esta cantidad se redujo hasta los 687.200 millones de dólares.

Los principales factores que han impulsado este descenso generalizado han sido la bajada de la capitalización bursátil, la inflación de la eurozona y la caída en picado de la vivienda, señala el informe.

A escala mundial, el valor de la riqueza disminuyó en 2022 un 3,6% hasta los 83 billones de dólares. Se trata del mayor ajuste en diez años (2013-2022), provocada por la incertidumbre geopolítica y macroeconómica.

América del Norte registró el mayor descenso de la riqueza (del 7,4%), seguido de Europa (3,2%) y Asia-Pacífico (2,7%).

Por el contrario, África, América Latina y Oriente Medio se mostraron más resilientes y experimentaron un crecimiento financiero en 2022, gracias a los buenos resultados de los sectores del petróleo y el gas.

Así, todos los países de Europa Occidental vieron mermada su riqueza. Uno de los peores datos se lo lleva España -con la mencionada bajada del 4,5%-, quedando por detrás de Italia (2,7%), Alemania (2,2%), Reino Unido (1,1%) y Francia (0,5%).

Los países nórdicos sufrieron el mayor debilitamiento: Suecia (7,1%), Dinamarca (7,5%) y Finlandia (8,3%).

En cuanto al contexto macro de España, la firma recuerda que el PIB real creció un 5,5% en 2022, que la industria del turismo se está recuperando con más de 63 millones de turistas internacionales en los diez primeros meses del año o que la capitalización del mercado de renta variable cayó un 15% por la incertidumbre sobre la guerra en Ucrania, los problemas de suministro y la falta de confianza de los inversores.

Además, la subida de los tipos de interés ha encarecido la financiación, la inflación alcanzó el nivel más alto en más de una década con un 9,2% debido al aumento de los precios de la energía, la escasez de suministros y los efectos indirectos de la guerra en Ucrania, y la tasa de desempleo se situó en el 13%.

También sostiene que se espera que las medidas fiscales, dirigidas a las empresas y a los hogares con rentas más altas, aumenten la recaudación fiscal en 3.100 millones de euros acumulados en 2023 y 2024. 

España reduce casi un 4% el número de 'ricos'