miércoles. 24.04.2024

El consumo de alimentos y bebidas sigue bajando y se sitúa ya en 586,78 kilos o litros por persona, lo que supone una caída del 8,9% en un año; y el gasto destinado a estas compras baja también, pero sólo un 2% para situarse en 1.589 euros 'per cápita'.

Así se desprende del último informe a noviembre de 2022 del Panel de consumo alimentario en los hogares del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), publicado este jueves, que compara el periodo de diciembre de 2021 a noviembre de 2022 con los doce meses anteriores.

El documento señala que a cierre de este año móvil los hogares en general redujeron las compras de alimentación y bebidas en un 8,7%, y el movimiento ascendente del precio medio del 7,6% contrajo la facturación del mercado agroalimentario un 1,7%.

Por productos, los hogares españoles adquirieron menos cárnicos, un sector que un año perdió el 12,8% del volumen debido a una menor compra tanto de carne congelada (20,6%), como fresca (13,9%) y transformada (8,8%).

Las familias redujeron igualmente la compra de productos de pesca (15,2%), con evolución desfavorable para el pescado del 15,7%, ya sea en fresco (16,4%) o congelado (12,4%).

Y a cierre de año móvil noviembre 2022, el volumen del sector lácteo retrocedió un 6,9%, al bajar el consumo tanto de leche líquida (6,4%), como de derivados lácteos (7,5%).

En sentido negativo igualmente la compra de otros productos básicos de alimentación como es el caso de pan (7,1%), huevos (7,9%), azúcar (17,6%) y legumbres (4,2%).

Según los cálculos del Gobierno también perdió presencia en los hogares el aceite, un 9,5% en concreto, pero consiguió cerrar con una facturación un 23,9% más alta, debido a que su precio medio crece de manera "muy notable" durante estos doce meses, al apuntarse un alza de casi el 37%.

La cesta de la compra se resiente: cada español reduce un 9% el consumo de alimentos y...