domingo. 19.05.2024

Durante el primer trimestre del año sobre la concesión de hipotecas por parte de las principales entidades financieras en España, más del 30% de los créditos solicitados por particulares se denegaron. Así lo asegura un informe elaborado por la red de intermediación financiera Finanzate.

Se trata de una cifra superior a la registrada en 2022 que tiene como principal motivo el endurecimiento de las condiciones que hoy exigen los bancos para conseguir una hipoteca.

Las personas que más resienten esta situación son los menores de 30 años y los mayores de 55 que es donde se concentran la mayor cantidad de respuestas negativas acerca de las hipotecas. 


En el informe de Finanzate se han estudiado mas de 2.000 casos de solicitudes hipotecarias durante los primeros 3 meses del año y se han analizado los motivos expuestos por parte de las entidades financieras a los usuarios para rechazar la concesión de la hipoteca.

El 68% de las hipotecas se rechazan por un historial de crédito deficiente. Una entidad financiera revisa el historial de crédito antes de aprobar cualquier hipoteca. Si existe un historial de crédito deficiente, es posible que no tenga suficiente calificación para una hipoteca o que se ofrezca una tasa de interés más alta. Para evitar esto, es importante asegurarse de pagar todas las deudas a tiempo y de mantener las tarjetas de crédito con bajos saldos.

El 31% de los casos de rechazo se concentran en ingresos insuficientes. Se debe tener en cuenta los ingresos para asegurarse de que se puede pagar la hipoteca. Si estos ingresos son insuficientes, es posible que no se obtenga una buena calificación para una hipoteca o que se ofrezca una cantidad menor de préstamo. Para evitar esto, se debe aumentar los ingresos o reducir los gastos antes de solicitar una hipoteca.

El 15% de las entidades rechazaron hipotecas argumentando falta de trabajo estable. Los bancos prefieren prestar dinero a aquellos particulares con empleos consistentes y con contrato indefinido. Si se ha cambiado de trabajo con frecuencia o existen periodos de desempleo, es posible se generen dificultades para obtener una hipoteca. Para evitar esto, se debe conseguir mantener un empleo estable antes de solicitar una hipoteca.

El 22% de los expedientes consultados por Finanzate encontraron problemas de gastos y deudas elevadas como principal motivo para denegar una hipoteca. Si existen demasiadas deudas, como préstamos o tarjetas de crédito con saldos elevados, es posible que se logre disponer de una calificación adecuada para una hipoteca. Para evitar esto, se debe pagar las deudas antes de solicitar una hipoteca.

El 6% de los motivos para no conceder una hipoteca se debe a no contar con el 20% inicial para la compra de una vivienda. Los bancos quieren ver que los particulares poseen suficiente dinero ahorrado para cubrir los costos de cierre y otros gastos relacionados con la hipoteca. Si no se tiene suficientes ahorros, es posible que no califiques para una hipoteca o que se ofrezca una cantidad menor de préstamo.

Aunque parezca menos importante, el 11% de los rechazos de una hipoteca se deben a la falta de documentación aportada en la solicitud. Las entidades requieren una gran cantidad de documentación para procesar una solicitud de hipoteca. Uno de los motivos más habituales a la hora de no conseguir una hipoteca es la falta de documentación. Para evitar esto, se recomienda acudir a expertos que asesoren y garantizan que todos los papeles entregados cumplen con los requisitos a tiempo.

En este contexto, desde Finanzate se ha detectado como en los últimos meses, el número de solicitudes a los intermediarios financieros han subido un 160%. Entre el público más habitual se encuentran estos jóvenes de entre 20 y 35 años que buscan una solución a su necesidad de financiación.

"Lo que muchos no saben cuando contactan con nuestros expertos es que además de tener mejor acceso a la financiación se pueden ahorrar muchos costes que de manera personal desconocerían", explican desde Finanzate.

Los intermediarios financieros están acostumbrados a negociar con las entidades, en algunos casos incluso existen convenios entre ambos para poder llegar a acuerdos con mejores condiciones. Además el hecho de conocer las opciones disponibles en el mercado permite estudiar cada caso de manera personalizada y dirigirlo a la mejor entidad acorde a sus posibilidades. Así se consigue revertir esas solicitudes rechazadas en el 67% de los casos.

Una de cada tres de las hipotecas solicitadas este año por particulares no se han...