sábado. 22.06.2024

Rusia ha declarado la suspensión de pagos de su deuda externa al no aceptar sus acreedores cobrar en rublos, asegura este lunes la agencia de calificación Standard and Poor´s en un comunicado. Rusia, que tiene sus cuentas en dólares bloqueadas en Estados Unidos por orden del gobierno, y también en otros países -aunque en cuantía menor- ha tratado de pagar con rublos sus bonos con vencimiento del 4 de abril, pero los inversores se han negado a aceptarlo ante la práctica imposibilidad de convertir los rublos en divisa.

 

Según S&P, esto equivale a un "impago selectivo" (selective default), que se declara cuando un país, institución o empresa no hace frente a alguna de sus obligaciones pero no de su deuda global.

 

En teoría, Rusia tiene aún un llamado "periodo de gracia" de treinta días desde esa fecha del 4 de abril para efectuar sus pagos de capital e intereses, pero S&P considera muy improbable que le pueda servir. "No esperamos en este momento que los inversores consigan covertir los pagos en rublos a dólares por un monto equivalente a las cantidades debidas, ni que el gobierno pueda convertir esos pagos en ese periodo de treinta días", afirma la empresa.

 

Standard and Poor´s razona que esto se debe a que las sanciones contra Rusia probablemente van a endurecerse en las próximas semanas, "obstaculizando la voluntad rusa y su capacidad técnica de cumplir los términos y condiciones para honrar sus obligaciones".

S&P: Rusia entra en impago de su deuda externa
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad