sábado. 15.06.2024

La actividad de la zona euro ha caído en julio a "un ritmo más intenso", el segundo descenso consecutivo después de cinco meses de expansión constante, lo que sugiere una desaceleración económica los próximos meses, según S&P Global.

El avance del índice PMI de actividad en la zona euro de Hamburg Commercial Bank (HCOB), elaborado por S&P Global y publicado este lunes, se ha reducido de los 49,9 puntos registrados en junio a 48,9 en julio, su nivel más bajo desde noviembre de 2022.

Según la consultora, los volúmenes de los nuevos pedidos han disminuido a un ritmo mayor en julio, que ha superado "con creces" el de la actividad total, por lo que las empresas intentarán reducir su actividad para hacer frente al empeoramiento de la demanda.

El director económico de HCOB, Cyrus de la Rubia, señala en el informe que la economía de la zona euro probablemente continúe en la zona de contracción en los próximos meses, pues que el sector servicios sigue perdiendo impulso.

El sector servicios ha registrado la primera caída de los nuevos pedidos en los últimos siete meses, mientras que el industrial ha soportado uno de los declives más intensos desde 2009.

El deterioro de las carteras de pedidos ha afectado la confianza empresarial en cuanto a expectativas de producción de los próximos doce meses, hasta su mínima desde noviembre de 2022.

En un contexto de empeoramiento de la demanda y pérdida de confianza, las firmas han optado por reducir la contratación de personal en julio, con el incremento mensual más reducido desde febrero de 2021.

La tasa de inflación de los costes de los insumos ha vuelto a bajar en julio por décimo mes consecutivo, mientras que los precios medios cobrados por los productos y servicios han aumentado al ritmo más lento en veintinueve meses.

La actividad en la zona euro cae en julio y sugiere una desaceleración económica los...