lunes. 20.05.2024

El Govern calcula que el Régimen Fiscal Especial de Baleares (REB) beneficiará a más de 50.000 empresas de las islas y ahorrará al tejido empresarial del archipiélago un total de 208 millones de euros anuales en impuestos.

Cada año tendrá un impacto económico de 349 millones en inversiones, mejoras y contrataciones, el equivalente a un 1% del PIB balear de 2019.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, y la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, se han reunido este jueves con empresarios para escuchar sus dudas y aportaciones al REB, en vigor desde enero.
 

El REB incluye dos medidas: la reserva de inversiones y el régimen especial para empresas industriales, agrícolas, ganaderas y pesqueras.
 

El Govern lidera un proceso de participación para aplicar "de la mejor manera posible" el Régimen Fiscal Especial en la comunidad autónoma.

Armengol ha señalado que la Conselleria de Hacienda trabaja en la reglamentación de la ley, por eso son "tan importantes" estas reuniones, para escuchar las dudas y las sugerencias del empresariado.
 

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio, Eduardo Soriano, ha manifestado que “sesiones como las de hoy sirven para fortalecer el diálogo público-privado y facilitar la labor empresarial”.
 

Además, ha continuado, es "una gran oportunidad” para que la administración recoja las preocupaciones del sector empresarial, como la ley de minimis, que limita a 200.000 euros en tres años la cuantía máxima de subvenciones que puede recibir una empresa para el transporte de mercancías, hecho que “no compensa debidamente los costes de insularidad, por lo que hay que trabajar en una excepción en su aplicación a las empresas de las islas”, ha afirmado Soriano.
 

En este sentido, la presidenta ha explicado que las negociaciones europeas para flexibilizar el tope de la Ley de minimis avanza. "Juntos todos sumamos, tanto el Govern, como el Gobierno de España y la Comisión Europea, para poder elevar o eliminar este umbral", ha añadido.

El Régimen Fiscal beneficiará a más de 50.000 empresas de Baleares