jueves. 18.04.2024

La Policía Local de Llucmajor ha detectado y denunciado reiterados vertidos ilegales de sacas de escombros en diversos puntos del municipio. A pesar de que algunas empresas se dedican a la recogida de escombros, se ha constatado que estos no llegan al centro de gestión correspondiente, siendo abandonados en carreteras, solares y descampados.

El servicio PUMA, encargado de localizar a los responsables de estos vertidos, ha llevado a cabo una investigación exhaustiva que ha permitido identificar a una empresa como reincidente en esta práctica ilícita.

Durante la investigación, los agentes recopilaron albaranes y muestras de los escombros, lo que permitió determinar que la obra en cuestión se llevó a cabo en la zona de Cala Pi. El constructor presentó la factura del transportista, radicado en el municipio de Marratxí, así como el contrato con MAC Insular para el traslado y gestión de los residuos. Sin embargo, estos escombros acabaron siendo depositados cerca de Cap Blanc, coincidiendo con un hecho similar protagonizado por la misma empresa en el Torrent de Son Verí.

Es importante recordar que las consecuencias legales para este tipo de infracciones suelen implicar multas que oscilan alrededor de los 1.000€, pudiendo aumentar en función de la intencionalidad, volumen y reincidencia del delito medioambiental.

El Área de Medio Ambiente del municipio de Llucmajor colaborará estrechamente con la Policía Local para llevar a cabo las acciones pertinentes y asegurar el cumplimiento de la legislación ambiental. Se insta a todas las empresas y particulares a cumplir con las regulaciones vigentes en materia de gestión de residuos, con el fin de preservar nuestro entorno natural y garantizar un futuro sostenible para todos.

Denuncias por vertidos ilegales de sacas de escombros en Llucmajor