martes. 28.05.2024

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Carmen Planas, ha compartido el tradicional brindis navideño con los medios de comunicación donde ha hecho balance de un 2023 que “arrancó lleno de incertidumbres, pero que hemos ido sorteando con el esfuerzo de todos y con el habitual empuje del tejido empresarial balear”. Planas califica como “positivo” el año que termina, “un ejercicio en el que por fin cerraremos la brecha económica que dejó la pandemia”.

La presidenta de la patronal ha afirmado que, como señala el próximo informe de coyuntura de la Fundación Impulsa que se hará público la semana que viene, “los excelentes meses de verano dieron el empujón definitivo para que, primero la isla de Menorca y posteriormente el resto del Archipiélago, finalizaran el proceso de normalización de la actividad prepandemia.

A finales de este 2023 hemos alcanzado los niveles de PIB que teníamos en 2019”. Durante el presente ejercicio “el buen comportamiento turístico” ha vuelto a tirar de nuestra economía: hemos recuperado las cuotas de turistas y reservas prepandemia, “además de liderar la creación de empleo durante todo el año situándonos en cifras de pleno empleo”.

Pese al balance positivo, Planas recuerda que “tenemos un grave problema de productividad y que, por segundo año consecutivo, hemos padecido una situación complicada por la falta de mano de obra cualificada y sin cualificar. Desde CAEB seguimos señalando a la formación y la innovación como claves para incrementar la productividad empresarial. La transformación digital y energética no se puede demorar más si queremos seguir siendo un destino competitivo, que se sea capaz de diversificar la oferta turística para seguir alargando las temporadas y aumentar la productividad de nuestras empresas”.

En cuanto a las perspectivas de 2024, la presidenta de CAEB avanza que dentro de la senda de desaceleración que está produciéndose tanto a nivel nacional y en gran parte de Europa, “Baleares puede mantener un comportamiento mejor que el de su entorno si la temporada turística se asemeja a la última.

El crecimiento de 2023 se cerrará por encima del 3,5% en Baleares, mientras que en 2024 será algo menor porque la economía seguirá desacelerando varios trimestres. Eso sí, la economía balear seguirá por encima de la de su entorno gracias a la fortaleza de los niveles de empleo y el soporte turístico”.

Desde CEOE se anticipa una desaceleración para España, que acabará 2023 en el 2,4% y reducirá el crecimiento al 1,4% en 2024. Esto provocará un freno en creación de empleo hacia tasas más moderadas. La inflación también se ha moderado este final de 2023, (3,2% en noviembre). Las previsiones apuntan a que continuará bajando en 2024, aunque puede haber algún repunte puntual. Así, se espera que en 2023 la tasa media de inflación se sitúe en torno al 3,5%, cerrando el año unas décimas por encima del 3%.

La simplificación administrativa, la reducción de impuestos y de los costes laborales que sufren las empresas también estarán entre los objetivos de la patronal para el año que viene. En este contexto de menor inflación, cobra especial relevancia el I Acuerdo Interprofesional para la Negociación Colectiva de Illes Balears “al que hemos llegado patronales y sindicatos, dando prioridad a la formación y la competitividad en la negociación de los futuros convenios colectivos, que permita mejorar nuestra productividad. Con personal más formado y cualificado, también se mejora la productividad”, ha finalizado la presidenta de CAEB.

Carmen Planas: “En 2023, por fin, hemos cerrado la brecha que dejó la pandemia”
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad