domingo. 14.04.2024
Los fondos de CVC han permitido al Mallorca adelantar en dos o tres años el crecimiento económico que habría tenido entre diez y quince, y disponer de un presupuesto de casi 70 millones de euros, con el objetivo de situarse entre los diez primeros de LaLiga.

 

Así lo afirmaron este lunes el presidente del club y máximo accionista, el estadounidense, Andy Kohlberg, y el consejero delegado del club, Alfonso Díaz, en un desayuno informativo en la Agencia EFE, en el que destacaron el impacto positivo para la entidad del acuerdo de LaLiga con el fondo CVC.

"Es una cosa muy buena de LaLiga con una parte de los fondos para jugadores, para la ciudad deportiva y la mayoría para el estadio, con un impacto enorme en el club. Nos aprobaron el proyecto del estadio pronto. La filosofía de la renovación es muy buena, porque va a ser un centro para la ciudad", afirmó Kohlberg.

El extenista estadounidense, principal accionista de la entidad balear y presidente del club desde septiembre de 2017, insistió en que "el objetivo de la reforma era crear algo único para el aficionado, que no se quede solo con el fútbol, que haya conciertos, eventos y hacer una atmósfera única".

Kohlberg explicó que decidió invertir en el Mallorca tras mirar el mercado inglés y el español y su deseo de hacerlo en una ciudad que tuviera un solo equipo fuerte como la isla, que "es un sitio fantástico, donde vive un millón de personas, recibe a trece millones de visitantes y es una oportunidad de hacer algo diferente y crear una buena base de invertir", dijo.

 

En el 'top10' con una situación sostenible y cómoda.

Por su parte Alfonso Díaz, CEO del club, afirmó que "mantenerse en Primera es el principal activo" y que la aportación de CVC "permite acelerar en dos o tres años el proceso de crecimiento que habría tenido en diez o quince".

"Llevamos tres temporadas en Primera. Hemos recorrido todas las divisiones, sabemos y conocemos los peligros de no estar en Primera. De 10 millones de euros de presupuesto pasamos a 45-50 y este año casi 70. El objetivo es situarse en el 'top10' con una situación sostenible y cómoda. Es complejo, difícil, vamos a estar en la lucha por no descender pero poco a poco creciendo", añadió.

Díez destacó también el trabajo hecho para conseguir una imagen de marca y el impacto social, que ha permitido al club tener un crecimiento exponencial en redes sociales con ocho millones ahora frente a los 400.000 que tenía hace poco, con el estadio como punto central.

"Cuando llegamos en Segunda B éramos 7.000 abonados, la pasada 16.000 y ahora 21.000 con un estadio para 26.000. Hemos trabajado mucho para que todo el mundo encontrase su sitio, empezando por la perspectiva de nuestros aficionados hemos acercado a 7,5 metros en los fondos, mejorado la experiencia, para estar en el túnel cerca de los jugadores, con dos gradas pegadas a los banquillos de apenas 50 personas y después del partido los jugadores vienen con sus familias y tiene un acercamiento con la afición", resaltó.

Díaz descartó acometer una ampliación del estadio, porque "no tiene sentido hipotecar un futuro con un exceso de asientos que no necesita", y recordó que ya ha recibido la visita de la Federación Española para optar a ser subsede del Mundial 2030. "Es un proceso que tardará, podemos ser una gran opción por ser una comunidad muy alemana muy inglesa", concluyó.

Los fondos CVC adelantan a 3 años el crecimiento económico que el Real Mallorca habría...