viernes. 12.08.2022

¿Por qué mi estrategia en redes no funciona? Lo que no sabes

El primer paso que damos antes de empezar a desarrollar una estrategia digital desde mi agencia es educar al cliente en el mundo digital.

 

A ojos de un primerizo las redes sociales pueden parecer la gallina de los huevos de oro.  Es comprensible cuando has visto triunfar a jóvenes por flotar en una mini piscina embutidas en un flotador de flamenco mientras tiran canastas de espalda.

 

Lo primero que hemos de saber es que las redes sociales funcionan gracias a las comunidades pero se sostienen gracias a las empresas, sobre todo de las pequeñas e inexpertas. Las primeras enganchan al usuario y las segundas ponen la pasta. Por ello, antes de arrancar en los medios digitales hay que decidirse entre dos vertientes: ¿Comunidad o empresa?

 

Si eres una comunidad gozarás de ciertas ventajas para llegar al público puesto que les conviene tener contenido interesante que mostrar. Si te categorizas como empresa o sospechan que lo eres, vas a tener que pagar para crecer. Es tan sencillo como que las empresas por norma suelen generar contenido para vender y deben poner límites para no asediar demasiado al usuario con publicidad, provocando que se marchen.

 

En la actualidad te encontrarás un anuncio cada 3 contenidos. ¿Y cómo saben que eres un negocio? Esto es algo que no muchas personas tienen presente. Todo lo que subes a tus páginas en redes es analizado por el algoritmo. De hecho, existen herramientas para conocer si una publicación es adecuada. Que si el texto ocupa demasiada imagen, que si has puesto un logo, un teléfono o flechas, que si has usado un contenido protegido, que si lo que dices es un bulo… Las redes sociales funcionan por un sistema de recompensa y castigo.

 

Hay acciones que considera fraudulentas con respecto a que intentes vender sin pasar por el aro. En Facebook, si mantienes una buena línea de publicación puedes llegar a alcanzar al 18% de los usuarios que te siguen en tu página.

 

El engagement en Instagram analiza el nivel de respuesta y la rapidez para valorar lo interesante de tus contenidos y mostrarte más. Atrás quedaron tiempos en los que las publicaciones aparecían por orden.

 

Pongamos que publicas un enlace en tu página de Facebook. ¿Qué ocurre? Estás haciendo que el usuario se marche de la red y eso provocará que pierdas la reputación que habías ganado, alcanzando solo al 2% de los usuarios en tu siguiente post. ¡Habráse visto! Deberás pagar tu correspondiente promoción si quieres llevar a las personas a tu web. Este es el principal error que comete el autodidacta con su negocio en redes; desconocer el funcionamiento y enfocarse solo en vender.

 

Para plantear una estrategia digital que dé resultados de negocio es imprescindible generar un contenido enfocado en el branded, una forma de publicidad menos directa centrada en crear contenido de valor, y acompañarla de una partida presupuestaria para promociones. Luego existen otros métodos como el growth hack que esquivan las restricciones del algoritmo y potencian el alcance por diferentes medios. Mi dedicación es analizar el fallo y encontrar soluciones. Está claro que cada vez se complica más para todos pero, como dijo Einstein, en la dificultad se esconde la oportunidad.

¿Por qué mi estrategia en redes no funciona? Lo que no sabes
Comentarios