lunes. 20.05.2024

No inviertas en publicidad

Si tu producto o servicio no es el mejor, no es único o puede competir por precio, no inviertas en publicidad. Puede resultar incoherente y demasiado tajante, y más viniendo de alguien que se gana la vida de ello. Sin embargo, la realidad es que una muy buena estrategia de marketing no pudiere arreglar una propuesta de producto o servicio falto de valor, salvo para parchear un futuro fracaso.

Muchas veces me toca plantarme ante directivos y fundadores de proyectos cuyo producto o servicio no tienen ni si quiera la voluntad de destacar en lo que considero factores determinantes para tener éxito en una estrategia comercial: Ser lo mejor en su terreno, ser diferenciador o tener la mejor calidad/precio.

Comunicar que desde Ximbomba no trabajaremos el marketing digital de una marca por estos motivos, a un empresario apasionado en su proyecto, se hace duro. Muchas veces, hay empresarios que no se lo toman nada bien. Tener un negocio es como tener un hijo al que has visto crecer, al que quieres y aprecias incondicionalmente. Por ello, no puedes mirarlo con objetividad y tratas de sacar sus virtudes aun cuando no hay progresos. ¿Cómo te sentirías si en el colegio te dijeran que tu hijo va mal y allí no pueden ayudarle?

Lo sencillo y común sería regalarles el oído, llenar el bolsillo y salir sonriendo. ¿Es lo qué haría un profesional? La honestidad es algo que me ha cerrado puertas y puesto caras largas. Por otro lado, me ha abierto la puerta grande y regalado sonrisas de oreja a oreja. También contribuye que, ante un problema, siempre aportamos una solución.

  • ¿Ha oído a hablar del concepto Product Market Fit?

 

Product Market Fit (PMF), en grandes rasgos y aplicado al tema que nos incumbe, trata de evaluar tu producto o servicio de cara a ofrecer algo que quiera el mercado. Darle vueltas y vueltas hasta conseguir una propuesta que cumpla con alguno de estos 3 factores comentados y que debes repetir hasta la saciedad: superior, diferente o económico. Y si son varios, mejor.

Ryan Holiday, experto en viralización de contenido, planteó en su libro “Growth hacker marketing” que la peor decisión que se puede tomar en marketing es empezar a trabajar con un producto que no quiere nadie. Los growth hackers defendemos la postura de que el presente y futuro de la publicidad es el inbound marketing, aportar valor para generar notoriedad de marca y movilizar de forma orgánica tus contenidos. Todo esto pasa por contar con un producto que cubra las necesidades de un grupo real y bien definido de personas.

Instagram empezó siendo una app de fotos por geolocalización, Nintendo vendía naipes, Coca Cola era un jarabe, Airbnb era una pareja alquilando una cama de su apartamento, Netflix rentaba películas por correo electrónico, Avon vendía libros puerta por puerta hasta que vio el tirón de regalar perfumes, y así una larga lista.

Es por eso que mi recomendación es utilizar ese presupuesto destinado a la publicidad en mejorar tu Product Market Fit. No trabajes con lo que tienes, trabaja en lo que te gustaría tener. De ese modo, tu producto/servicio será tan bueno que se venderá sólo.

Y luego ya hablaremos de presentar tu genial propuesta de la manera más impactante y efectiva al mundo ;)

No inviertas en publicidad