jueves. 11.08.2022

Adelantarse o morir, el regreso del turismo

Se acerca la época estival a Mallorca y todo apunta a que, a pesar de la situación actual, este va ser el verano del reencuentro.

 

Son muchos los profesionales del sector turismo que auguran cifras similares a las de 2019, cuando la covid todavía no había hecho mella en nuestras vidas.

 

Dentro de poco empezaremos a leer esos titulares click bait con cifras comparativas que tanto gustan a nuestros medios como “Mallorca recibe 6.888 turistas/hora”, “un vuelo por minuto” o “2 pasajeros por segundo”.

 

La reciente semana santa es una prueba de fuego. Se pronostica un 90% de ocupación en nuestras islas según las principales hoteleras. Gran prueba de ello es que MegaPark, la catedral de la jarana, abre sus puertas y las comunidades de turistas alemanes en redes sociales empiezan a moverse para rendir culto a su adorada “Malle”. Pero, ¿a qué se debe este milagro?

 

El fenómeno del retorno de la actividad turística no es fruto de la casualidad. Tiene que ver con aquello que no podemos ver, mensajes de los que están arriba. No se asuste, durante estos últimos meses las turoperadoras, compañías hoteleras y empresas de actividades de ocio vacacional se han encargado de lanzar sus campañas promocionales para llegar sólo a público fuera de nuestras islas.

 

Y es que, muchas veces no somos consciente de que la temporada no empieza en verano sino en otoño. Basamos nuestros negocios en el durante, dejando de lado el antes y el después. Todo un riesgo para aquellos que deseen sobrevivir en los tiempos que corren en una isla sustentada principalmente por el turismo. Para verlo sólo debemos analizar la estrategia de los negocios más notorios aquí. Pues, si están en ese lugar, es por haber priorizado estas 2 líneas de negocio fundamentales.

 

El antes: Los magnates del turismo deben generar la necesidad al usuario de elegir Baleares como su destino de vacaciones. Mientras tanto, hay muchas pymes que también pueden aprovecharse de esto para impactar en aquellas personas que ya se han decantado con anterioridad.

 

Un viaje lleva su planificación y, mostrarles publicidad con aquello que no se pueden perder de Mallorca y desconocen, ya sean los suculentos platos de tal restaurante, la brutal experiencia que proporciona dicho negocio o la compra/renta de aquello que necesitarán para estar aquí, es una ventaja competitiva muy importante. Al mejor puede vencerle el más rápido.

 

El después: Esta parte vendría a ser la fidelización y es un motivo de orgullo para nuestras islas del que poco se habla. El marketing de fidelización que realizan las grandes corporaciones insulares es todo un ejemplo a nivel mundial. Se ha logrado sustentar la economía de una provincia en un turismo asiduo y de afiliación.

 

Antes, mediante televisión y medios impresos, hoy mediante el mundo digital. Pero lo cierto es que millones de turistas, sobre todo alemanes y británicos, son fanáticos de veranear aquí haciendo de embajadores de las islas en sus respectivos países y recomendándonos estoicamente a sus allegados como destino turístico.

 

Tanto es así que, como he comentado, las comunidades digitales de este sector son las que más movimiento reciben en la época estival dirigidas desde la sombra por ellas. Toca ponernos las pilas para estar a la altura de los grandes pues, todo negocio que se precie, puede hallar su oportunidad siendo inteligente y adelantándose a todo gracias a las posibilidades del mundo digital.

Adelantarse o morir, el regreso del turismo
Comentarios