sábado. 15.06.2024

Gracias

Gracias. Es solo una palabra, pero es una gran palabra. La podemos adornar un poco; miles de gracias, millones de gracias, gracias de corazón, gracias sinceras... pero al final el significado siempre es el mismo. Aunque este año y en estas fechas seguramente la palabreja tiene una importancia mucho más grande.

 

Este 2020 que estamos abandonando con prisa para olvidar nos ha traído muchos momentos malos, amargos, mucha tristeza, pero también muchas lecciones. Dicen que en las crisis es cuanto más se aprende y cuanto más se avanza. Pero también donde peor se pasa.

 

Y es que solo aquellos que se reinventan, se superan, apuestan por innovar, por adaptarse y por trabajar más que nunca acaban siendo más fuertes. Pero también, a veces, este espíritu emprendedor no basta, y menos con una realidad tan terca, tan dura y también tan cambiante día a día. Incluso al más optimista y luchador se le puede acabar la sonrisa y las fuerzas.

 

Estos meses de confinamientos, restricciones de movimientos, limitaciones sociales, mascarilla y demás ha hecho que nos replanteemos muchas cosas tanto en nuestros proyectos personales como profesionales.

 

En nuestro caso, hemos conseguido consolidar un proyecto que, después de 5 años de constante crecimiento ya ha madurado. En EconomiadeMallorca nos sentimos muy orgullosos de haber reforzado nuestra vocación de servició social con una información próxima, veraz, de calidad y sobre todo pensada para quienes nos leen día a día.

 

En este último año hemos conquistado más audiencia que nunca y por ello os decimos gracias. Tanto a nuestros fieles suscriptores que se informan diariamente a través de nuestra Newsletter, como a los que entran a leer aquello que más os interesa. Todos han hecho más grande nuestro proyecto.

 

En estos meses hemos intentado, como nunca dar nuestro apoyo y nuestra voz a los empresarios, las asociaciones empresariales y los autónomos que representamos y que protagonizan nuestras noticias. A ellos también les damos las gracias por el apoyo recibido en forma de aliados y anunciantes.

 

Con su aliento y su fuerza cerraremos un año sin haber tenido que recorrer a ERTES y con una fortaleza económica con la que no nos hubiéramos pensado contar solo hace unos meses. Nunca nos hubiéramos esperado una respuesta similar. Esta es la mejor demostración que nuestro medio es necesario y que hemos encontrado nuestro sitio en la sociedad. Eso sí, hemos tenido que hacer sacrificios, adaptarnos, y sobre todo meter horas y horas de trabajo y nunca, nunca desfallecer.

 

Parece que ser optimista es algo casi prohibido, en estos momentos, pero yo personalmente lo soy, quiero y necesito serlo porque nos esperan aún meses duros pero esperanzadores. Tenemos cerca el final de esta crisis, pero aún no hemos llegado a la línea de meta. Ahora y siempre sabemos que estaremos juntos; al lado de nuestros lectores, y con el apoyo de nuestros clientes.

 

Y acabo como empecé;  dando a todos y cada uno de vosotros la GRACIAS por creer en nosotros.

Gracias