martes. 21.05.2024

Euforia turística en Fitur

fitur

La última edición de Fitur celebrada esta pasada semana en Madrid ha desatado la euforia del sector. Nunca en los ocho años de vida de Economiademallorca había experimentado tanto optimismo ni tantas ganas de contagiarlo. Y eso que el mundo no está para nada para bromas.

Aún vivimos la guerra de Ucrania que, a pesar de perder urgencia mediática, sigue condicionando la política en Europa. Y como no, el conflicto en Palestina ya amenaza de extenderse a toda la región. De hecho ya estamos viendo como consecuencia que el tráfico de mercancías desde el Golfo Pérsico hacia Europa se ha convertido en una odisea y esto lo pagaremos todos con un sobreprecio en los productos que nos llegan de Asia.

En fin, que nada de todo esto puede con el turismo, nada. Al menos es lo que ha vendido el sector en la macroferia madrileña y especialmente los empresarios de Baleares. Muchos más hoteles van a abrir antes por que tienen más reservas y con mayor anticipación. Además, como los hoteles se han puesto las pilas y tienen un procucto, digamos algo más premium, también los precios estan subiendo y la rentabilida también. Hay que decir también que los empresarios necesitaban este empuje cuando aún estan pagando los créditos de la pandemia.

Este panorama aporta una seguridad y una tranquilidad notable a la hora de hacer previsiones. Por esta razón,también es presumible que si no hay un desastre, también los hoteles cierren más tarde. I es que el famoso cambio climático parece otorgarnos también un alargamiento de temporada. 

A todos estos factores hay que añadirle que la famosa conectividad aérea evoluciona en positivo. También tendremos más vuelos, desde más aeropuertos de Europa y también de España. Más nacionalidades llegarán a Baleares y no solo se dependerá el turiso alemán y británico. No podemos olvidar que, el turista nacional, durante tantos años olvidado ahora se ha convertido en un mercado que mimar. 

La consecuencia será más empleo y durante mas meses, otra cosa será como cubrir las plantillas un año más y como encontrar gente formada. 

Este es el bonito cuento de hadas que nos han explicado a todos los medios y que podría ciertamente hacerse realidad. Eso si, se ha colado en Fitur de forma significativa el debate por la masificación y se ha repetido el choque de trenes entre industria hotelera y alquiler vacacional, culpándose mutuamente del posible exceso de turistas y reivindicando los beneficios de sus respectivos modelos que, deben convivir; otra cosa es que lo hagan armoniosamente.

En este sentido los hoteleros han ganado la partida en tanto y cuanto de Fitur sale el Govern con la imagen de perseguir a la oferta vacacional ilegal a todo trapo. Para ello ya ha incorporado a Booking en esta labora.

Merece un capítulo aparte y especial todo el ecosistema tecnológico desarrollado alrededor del turismo y en el que en Baleares y especialmente en Mallorca somos líderes mundiales y lo reivindicamos. La inteligencia artificial ya asoma por la puerta. Los próximos años serán un espectáculo para este sector. Veremos cosas que hasta hace poco parecían de ciencia ficción pero esto ya será otro Fitur y otra etapa.

Euforia turística en Fitur