martes. 29.11.2022

La ONU advierte de mayores subidas de precios en 2022 por el coste de los fletes

Naciones Unidas ha advertido que el persistente aumento en los fletes de transporte de contenedores podría significar precios más altos para los consumidores el próximo año, a menos que se solventen los problemas provocados por la pandemia en la cadena de suministro global.

 

La agencia de comercio y desarrollo de la ONU (UNCTAD) señala en su informe Review of Maritime Transport 2021 que los niveles de precios de importación globales podrían aumentar en un 11% y los precios al consumidor en un 1,5% hasta 2023.

 

Las cadenas de suministro globales se enfrentaron a una demanda sin precedentes desde la segunda mitad de 2020 en adelante, motivado por elevado consumo en bienes en lugar de servicios durante los confinamientos.

 

Este repunte de la demanda afectó a la capacidad de carga de los buques portacontenedores, la escasez de contenedores, la escasez de mano de obra, así como a la congestión en los puertos, lo que llevó a los fletes a niveles récord en prácticamente todas las rutas comerciales, poniendo así de manifiesto la fragilidad de las cadenas de suministro preexistentes a la pandemia.

 

Según la UNCTAD, la situación actual con los fletes seguirá teniendo un impacto profundo en el comercio y socavará la recuperación socioeconómica, especialmente en los países en desarrollo, hasta que las operaciones de transporte marítimo vuelvan a la normalidad.

 

No obstante, según la UNCTAD, el impacto de la pandemia en los volúmenes del comercio marítimo el año pasado fue menos severo de lo esperado inicialmente, con una contracción del 3,8% y un total de 10.650 millones de toneladas en 2020. Las previsiones apuntan a un aumento del 4,3% en 2021, siendo positivas pero sujetas a crecientes riesgos e incertidumbres.

 

Por otro lado, para el periodo 2022-2026 la agencia prevé que el crecimiento anual se desacelere al 2,4% anual, en comparación con el 2,9% registrado en las últimas dos décadas.

 

Asímismo, el informe prevé que el aumento de los precios al consumidor sea del 7,5% en los pequeños países en desarrollo y del 2,2% en los países menos desarrollados.

 

Pese a los problemas ocasionados por la pandemia, la crisis ha impulsado la digitalización y la automatización que, a su vez, deberían generar eficiencia y ahorro de costes. A su vez, el comercio electrónico, también potenciado por la pandemia, ha cambiado los hábitos de compra y gasto de los consumidores, según el informe, lo que podría suponer nuevas oportunidades para el tráfico marítimo y los puertos.

La ONU advierte de mayores subidas de precios en 2022 por el coste de los fletes
Comentarios