jueves. 29.09.2022

Sobre nuestras ideas

/img/periodico/img_16657.jpg


“Nada tan peligroso como una idea amplia en cerebros estrechos” Hipólito Taine.


El marketing y la comunicación es un sector pequeño donde prácticamente todos nos conocemos y al final cualquier cosa se acaba sabiendo. Y si a eso le sumas el imparable desarrollo de Internet durante los últimos años, esta situación se hace todavía más evidente.

 

Sin embargo a día de hoy aún existen muchos profesionales del sector que no parecen entenderlo bien. En los últimos meses he conocido mucha gente cuyos portfolios estaban llenos de ideas. Pequeñas, grandes, buenas y malas, pero ideas al fin y al cabo. Pues bien, creo que no me equivoco al afirmar que en su gran mayoría y aunque parezca lo contrario, en el desarrollo y ejecución de esas ideas intervino todo un equipo repleto de profesionales y colaboradores.

 

El problema es que en la gran mayoría de ocasiones la persona que te enseña el portfolio eso nunca lo dice. Y no porque no lo quiera decir, sino porque la profesión tradicionalmente nos ha llevado a valorar la idea individual frente a la idea realizada por un colectivo, donde una persona es quizá la que ha puesto la chispa, pero ha sido el grupo el que ha prendido el bosque. Por lo general se omiten fichas, nombres y equipos, y se atribuye a uno mismo, de forma indirecta y quizá sin pretenderlo, la autoría de una idea.

 

Internet te permite linkar, así que linka

Actualmente el mundo de las ideas se ha vuelto complejo, lo cual es bastante paradójico porque hoy más que nunca lo que se necesitan son ideas simples. Es su ejecución y su desarrollo lo que se ha vuelto más difícil de poner en práctica. Muchas de las ideas que vemos a diario son imposibles de llevar a cabo por una sola persona; los proyectos toman forma a través de diferentes disciplinas por lo que es necesario la colaboración de personas de ámbitos muy diversos para su realización. Y todas ellas aportan su granito de arena a esa primera idea que alguien tuvo mientras se duchaba.

 


Mi consejo: linka. Linka todo lo que puedas y demuestra que además de ideas tienes capacidad de trabajar en grupo y dar el crédito que se merecen a aquellas personas que han intervenido en el proceso ayudando a que fuera más grande. Y es que Internet nos permite no sólo poner las fichas sino además añadir los links de los responsables. Linkando no sólo estás dando el crédito, sino que además ayudas a construir lazos de colaboración y ampliar tu red, porque ofreces a los demás la oportunidad de conocer a otros profesionales en los que confías. Y eso hará que algún día ellos te devuelvan el favor.


 
Déjate el ego en un cajón y colabora

Porque me digas que esa idea es sólo tuya no te voy a creer más. Si lo es, entenderé que no me estás mintiendo; y si para su consecución has colaborado con un equipo, dímelo claramente. Los egos ya no tienen cabida en el sector. Ten la mentalidad lo suficientemente abierta como para colaborar con otros. Créeme, hay gente por ahí que sabe más que tú de muchas cosas; así que, de la misma manera que tú puedes aportarles a ellos, ellos pueden aportarte a ti.


Hoy vivimos en una época dorada. Nunca antes hubo tantas oportunidades de aprender, colaborar con otros y hacer proyectos que hace sólo unos años eran inimaginables en nuestro sector. Y eso nos enriquece y hace crecer las oportunidades. Y por supuesto las ideas.


Así que olvídate de individualidades y deja de tener mentalidad pequeña.

Empieza a pensar en grande. Piensa en equipo.

Si quieres saber más sobre estos temas o tienes interés en ideas y experiencias creativas para tu empresa te invito a visitar mi página web www.travelrocks.es

 

Sobre nuestras ideas
Comentarios