domingo. 26.05.2024

Redescubrir el mundo

/img/periodico/img_19135.jpg

¿Cuántas veces habéis estado en una misma ciudad? ¿En un mismo pueblo? A los que nos gusta viajar tanto como a nosotros, evitamos muchas veces regresar por una segunda o tercera ocasión a una misma ciudad.

 

Quizás esa ansia que nos llena de conocer nuevos lugares, es la que nos ciega y hace que nos perdamos cosas maravillosas que nos pueden ofrecer sitios en los que ya hemos estado. Porque si de una cosa me he dado cuenta con los años viajando, es que una nueva visita a una misma ciudad nos da la oportunidad de redescubrirla y escribir una nueva historia con ella.

 

Esta nueva oportunidad viajera, nos da la ocasión de poder volver a enamorarnos de ese lugar o de incluso hacerlo por primera vez. ¿Os ha pasado alguna vez? ¿Habéis vuelto de una ciudad o un pueblo y lo hacéis con una idea completamente diferente de la que teníais? ¡A mi me ha pasado con Roma este verano!

 

Recuerdo perfectamente mi primera vez en la ciudad eterna. Por aquel entonces tenía tan solo 18 años y fui de viaje de estudios. A cada paso que daba más me maravillaba Roma, porque ese curso estudiaba Historia del Arte y me sentía una auténtica erudita entre tanto monumento, escultura, ruina y cultura. Me gustó tanto esta primera vez, que no sentía la necesidad de regresar. De hecho, he tardado 13 años en volver a pisarla de nuevo.

 

Este pasado mes de julio volví a la bella capital italiana. Y ha sido todo un acierto y os contaré el porqué. Porque lo que viví hace años, no tiene nada que ver con lo que viví hace tan solo unos meses. Y es que cada viaje es un mundo, es como un lienzo en blanco que vas pintando a medida que avanzan los días. Se pinta con experiencias, con sensaciones, con emociones, con colores, con sabores… Y los trazos con los que he pintado este nuevo cuadro romano tienen algunas cosas en común con el que pinté años atrás, pero la gran mayoría son nuevos y diferentes. Porque lo que vivimos en cada viaje es siempre único. Os lo voy a confesar, me he vuelto a enamorar de Roma, quizás más que antes y ya estoy pensando en volver.

 

Y de esta experiencia pienso, ¿no volveríais a viajar a todos los sitios en los que ya habéis estado? ¡Mi respuesta es un sí rotundo! ¡Por supuesto! Volvería encantada a Moscú y a San Petersburgo, regresaría una y otra vez a Nueva York para disfrutar de nuevo de la Gran Manzana, volvería a coger un avión a Cuba y me perdería en esa isla durante varias semanas, regresaría a mi querida Boipeba por una tercera vez… Y así podía seguir escribiendo líneas y líneas. Y es que siempre lo decimos, el mundo es realmente maravilloso y hay que salir a descubrirlo, o porqué no,  a redescubrirlo.

Redescubrir el mundo