lunes. 05.12.2022

Maserati Grecale: Subiendo el Listón.

undefined

El pasado Jueves, atendiendo la invitación del Concesionario Oficial Maserati en Baleares, pude asistir a la presentación del nuevo retoño, la nueva criatura pura sangre italiana: Maserati Grecale.

Viene con un encargo de sus progenitores nada sencillo: abrir el mercado de Maserati a nivel global. Ser un embajador de la fascinante historia de la marca de Módena, seguir siendo un deportivo, pero con clase y utilitario. ¡Casi nada!

De paso pretende dar un balón de oxígeno financiero para poder explorar el campo de los superdeportivos con el espectacular Maserati MC20, no sin el enfado de sus hermanos de sangre en Ferrari que ven como su hermano pequeño les quiere comer la tostada.

¿Cómo pretenden hacerlo? Para ello han diseñado un SUV de 4,8 metros de largo, hermano menor del Levante, tracción a las cuatro ruedas, motores turbo de 4 cilindros en línea y V6 biturbo con 3 versiones disponibles:

Grecale GT, 300 CV, Desde 81.050 €

Grecale Módena, 330 CV, Desde 96.100 €

Grecale Trofeo, 530 CV, Desde 129.200 €

Primeras impresiones:

El diseño exterior del Grecale es simplemente espectacular. Hermano pequeño del Levante, comparte varias tendencias del diseño ya vistas en el hermano mayor. Destaca la calandra frontal con el Tridente de Neptuno que preside las enormes agallas de refrigeración. El conjunto está bien equilibrado y suave en sus formas.

Detalles deportivos como las tres aberturas de ventilación en el lateral frontal son firma del diseño de Maserati, sigue una zaga que cierra bien la parte trasera y unos pasos de rueda generosos para calzar neumáticos de gran tamaño. La parte trasera es otro de los ejemplos del buen gusto italiano en el diseño de coches. Líneas de tensión con pequeñas ópticas en el portón del maletero cierran un ejercicio de estilo sin mácula.

undefined

 

Diseño del interior:

Ser el último en llegar al mercado siempre tiene la ventaja de aportar lo último en diseño y tecnología, pero señoras y señores, esto es otra historia, es otro nivel, definitivamente han subido el listón. La calidad de acabados es excelente, los materiales muy cuidados y el ensamblaje de calidad.

Con el cuadro de instrumentos digital y las dos pantallas táctiles de la consola central, la cantidad de información disponible es altísima, facilidad de navegación por los menús de configuración y un sistema rápido en su respuesta. Todas las mecánicas son automáticas, pero no existe palanca cambio, se han sustituido por unos botones físicos en la consola central entre las dos pantallas como ya hiciera Aston Martin en su DB9.

La ausencia de palanca de cambio deja una consola central limpia, diáfana donde apreciar el buen gusto aplicado en el interior. Otro detalle de diseño, es el botón eléctrico para la apertura de puertas, no hay palanca física (si bien se ha dejado una palanca escamoteada de emergencia), dejando el panel de la puerta con un aspecto minimalista y un buen sistema de altavoces.

No puedo dejar de hablar de la habitabilidad interior: ¡simplemente no lo entiendo! (sin tener que curvar el espacio-tiempo). Soy una persona que siempre realizo la misma prueba en todos los vehículos que pruebo: ajusto el asiento del conductor a mi posición óptima de conducción (mido 1,90 cm) y después pruebo el espacio de la plaza posterior a la del conductor. Casi siempre puedo ver que el espacio disponible para las piernas es justito, pero en este vehículo es sencillamente abismal. Sigo rascándome la cabeza para entender cómo en un vehículo de 4,8 metros de largo hay tanto espacio disponible.

undefined

 

Desde luego, los ingenieros han encontrado una fórmula para conseguir tachar de la lista este ítem. Es un interior confortable, habitable y de una ejecución sorprendente. Podríamos pensar que han sacrificado el maletero para este fin, pero con 535 litros disponibles no estamos en carencias.

Grandes retos esperan al “bambino” de Maserati, pero viene con fuerza, con intenciones y desde luego con ganas de ser ese deportivo con clase pero utilitario que suba el listón de la marca. El bagaje histórico de Maserati puede estar tranquilo, es un digno sucesor. ¿Que honra más a un padre que ver a su hijo subiendo el listón de la familia?

La semana que viene tengo cita con el Grecale, una prueba de conducción donde nos veremos cara a cara con el futuro de Maserati, no puedo tener más ganas de probar esta nueva máquina de la marca italiana. Será en un próximo capítulo donde explicaré cómo he vivido esta experiencia, hasta entonces un saludo al nuevo viento italiano: Grecale.

undefined

 

Maserati Grecale: Subiendo el Listón.
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad