sábado. 20.04.2024

¡Ayuda! ¿Qué coche me compro? Parte II.

Una vez analizada toda la parte técnica, vamos con la parte práctica. ¿Qué tipo de vehículo prefiero?

Ahora están de moda los SUV (Sport Utility Vehicle). Ya me dirás qué tiene de deportivo un SUV, pero bueno a veces el sentido común es el menos común de los sentidos. Técnicamente son carrocerías y sistemas de suspensiones pensados para caminos en mal estado.

Hoy en día nadie lo utiliza para eso, en cambio pasarán toda su existencia sobre carreteras bien asfaltadas. ¿Qué ventajas obtengo de un SUV? Mayor distancia al suelo, lo que me permite sortear mejor los posibles obstáculos. Los asientos se encuentran a mayor altura, lo que me facilita la entrada y salida o la colocación de los arneses en caso de los bebés. Una mayor protección de los ocupantes en caso de colisión con un turismo normal de menor altura. Si colisionamos con otro SUV (estadísticamente lo más probable), ya no tenemos ventaja, igualmente que perdemos cualquier ventaja colisionando con un camión.

¿Qué inconvenientes tengo? Un centro de gravedad más alto, lo que aumenta mi balanceo en curva, un precio más elevado y un mayor consumo al tener mayor superficie frontal. Las otras opciones son la carrocería turismo de toda la vida en sus variantes familiares, los deportivos o las furgonetas. Estas últimas han adquirido popularidad últimamente. Hace 30 años se pusieron de moda los Monovolúmenes, ahora ningún fabricante los produce, las furgonetas han cubierto esa necesidad.

Las furgonetas actuales son las versiones refinadas de sus hermanas trabajadoras. Tiene unos acabados y equipamiento que compite con los demás vehículos del mercado. Son ideales para las personas con más de dos hijos o con necesidad de mucho espacio de carga para sus hobbies. También encontraremos furgonetas 100% eléctricas si nos decantamos por esta opción.

También disponemos de vehículos con 7 plazas, aunque las 2 últimas suelen ser escamoteables y para pasajeros de baja estatura. Si tengo más de 3 hijos, resulta un vehículo perfecto para tus necesidades. La pregunta sería para la gente con 3 hijos que se plantea la compra de este tipo de coche. De hecho este es mi caso y mi reflexión es la siguiente: ¿cuántas veces al año utilizaré más de 5 plazas?

Está claro que hacer un esfuerzo económico en unas prestaciones que se utilizan muy poco es tirar el dinero. Otra cosa sería si quisiera que uno de mis hijos viaje en la 3ª fila de asientos para que los otros dos dispongan de más espacio, si es así, me callo.

¿Qué motorización me conviene?

Aquí entra en juego algo muy personal: el tipo de conducción. ¿Soy una persona que disfruta habitualmente de la conducción deportiva?, pues lo tengo claro, las versiones más potentes de cualquiera de las tecnologías disponibles. Todas ellas rendirán bien en potencia y sensaciones, pero prepara el bolsillo.

También deberás decantarte por las carrocerías turismo normales por su menor peso y mayor agilidad. ¿Por el contrario hago una conducción normal y prefiero la economía y el ahorro?, la carrocería no debería importar y simplemente elegiré una motorización media con la tecnología que necesite. Si el ahorro también debe estar en el precio mi mejor opción será un turismo con motor de gasolina o hibridación ligera. ¿Te encanta la recién llegada motorización eléctrica? ¡Adelante! Mallorca es un paraíso para el vehículo eléctrico, pero si tienes pensado hacer viajes habitualmente por la Península, yo me decantaría por un Híbrido Enchufable. ¿Te preocupa comprar un coche gasolina Etiqueta C de la DGT y que no puedas acceder a las ZBE?

De momento se puede acceder a las ZBE con la Etiqueta C, con la intención de llegar hasta un parking público. Como este vehículo no puede cargar baterías, nunca podrás estacionar en la calle. ¿Es eso un problema para ti? Hay que valorarlo.

Seguramente en un futuro lejano las normativas serán más exigentes, pero creo que queda mucho camino para eso y posiblemente ya no tengas ese vehículo. ¿Nunca utilizas el coche para acceder al centro de Palma? Entonces te importa bien poco la Etiqueta de la DGT.

¿Tengo previsto viajar con el coche?

No hace falta mencionar que cuanto más grande sea el coche más espacio para sus ocupantes tiene, más aplomo en carretera, mayor confort ofrece y menos cansados llegaremos a nuestro destino.

Para viajar, de momento, yo descartaría el coche 100% eléctrico. Los puntos de carga son pocos y las cargas pueden durar horas. Hay que programar bien el trayecto y rezar para que el punto de carga programado no esté ocupado a su llegada. Los que tengan un coche eléctrico o conozcan a alguien que lo utiliza sedarán cuenta del paraíso que las Islas Baleares ofrecen a este tipo de vehículos, sobre todo si además tenemos nuestro propio punto de carga. Pero viajar es otra historia.

Cuando viajamos, lo solemos hacer con el coche lleno de gente y equipaje, aumentando el lastre. Si vamos a esquiar y la carretera es de montaña, nuestra autonomía se diluye. Si las temperaturas son extremas, tanto por frío como por calor, la batería del coche se tiene que acondicionar utilizando la energía almacenada, mermando la autonomía final. Un vehículo eléctrico con 500 Km de autonomía en Mallorca, puede ofrecer una autonomía de sólo 200 Km reales en carretera de montaña con temperaturas bajo cero. Es para pensárselo. Que no te pille el toro…

El mejor acompañante para largos viajes sería un SUV de tamaño medio/grande con tecnología Híbrida Enchufable y con puestos de carga durante la noche o descanso.

¿Qué diseño prefiero?

Aquí no entraré en discusión. Es algo muy personal. Te gusta el morro agresivo, o las líneas suaves. ¿Quieres llamar la atención al circular o prefieres pasar desapercibido?. Tú decides. Tienes toda la gama de posibilidades. Tantos modelos y una opción tan nutrida te ayudará a encontrar lo que te hace feliz.

¿Prefieres sacrificar prestaciones si el diseño del coche te hace feliz? Es tu decisión. Como siempre, la vocecita en tu oreja te dirá lo que te hace feliz. Espero haber aportado un punto de sentido común en tu criterio. La vida se mide en experiencias, en sensaciones… A veces, una decisión te puede aportar ese punto de felicidad que te falta para estar completo. La felicidad no es un estado, es un camino. Tu coche perfecto te espera y espero que pueda hacerte sonreír por mucho tiempo. ¡Ánimo!

La inversión más importante después de tu hogar te espera. Acumula coraje y decídete. Yo me quedo aquí esperando haberte ayudado en tu decisión final: ¡por muchos kilómetros y con salud!

Nos vemos en la carretera, espero ver una sonrisa en tu cara…

¡Ayuda! ¿Qué coche me compro? Parte II.
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad