jueves. 18.04.2024

4 maneras de hacer una crítica constructiva y positiva

/img/periodico/img_19027.jpg


Cualquier jefe debería cuidar la comunicación con sus empleados. Eso no sólo implica dar losbuenos días y ser amable (es algo obvio e inadmisible entenderlo de otro modo) sino que, además, implica saber transmitir las críticas de forma constructiva. Si las opiniones se dan con buena fe y de la forma correcta, los empleados resultarán satisfechos y comprometidos con el trabajo.


Jamás emplees frases como “este trabajo no es bueno” o “esto está mal” que solamente generan actitudes negativas y se consigue más negatividad que corregir lo deseado. La solución, a veces un reto para un jefe, y consiste identificar tres o incluso cinco aspectos positivos del ese trabajo que se quiere corregir. Con esto nos centramos en lo positivo que resulta mucho más motivante.

 

Existen muchas formas de decir las cosas y mucho más efectivas y que con ello, no sólo ofenden, sino que animan a hacer mejorar al equipo. Os comparto algunos de los principios de Dale Carnegie para hacer críticas de manera correcta y efectiva.

 

1- Admitir nuestra parte de responsabilidad: aceptar que nuestros errores son humanos y que los cometemos tan a menudo como nuestros trabajadores, entenderemos que más vale retroceder y demostrar que eso nos da carácter como personas y como jefes. Daremos, al fin y al cabo, un buen ejemplo.

 

2- Comenzar con un enfoque positivo: Intentar buscar lo positivo en todo aquello que hacemos o hacen nuestros empleados, siempre es honesto y bueno para la empresa. Siempre hay algo positivo que remarcar y cualquier cambio será mejor con un enfoque positivo.

 

3- Alentar a las personas y hacer que los errores parezcan fáciles de corregir: Es necesario devolver un feedback del error e intentar solucionarlo lo más rápido posible. Es imprescindible mostrar nuestra confianza en ellos para corregir el error e indicar positivamente que sus habilidades estarán a la altura.

 

4- Elogiar el más pequeño progreso: aprovecha las ocasiones para elogiar a las personas por su trabajo bien hecho, aunque sea algo obvio o habitual. El refuerzo positivo y la gratificación les ayudará a mantener su buena actitud.

4 maneras de hacer una crítica constructiva y positiva