jueves. 30.05.2024

TikTok, ¿Boom?

Estados Unidos ha sacado una nueva ordenanza por la cual los inversores chinos de TikTok deben vender la empresa a alguna compañía de occidente. Esta persecución a la red social de origen chino se inició ya en la época de Trump, ¿el motivo oficial? La seguridad de los usuarios, que podrían ser influenciados por China o sus datos robados por ese mismo estado.

¿Las pruebas? Ninguna. Tras cuatro años de acusaciones ningún gobierno occidental ha mostrado una clara prueba de que el peligro de TikTok sea mayor que cualquier otra plataforma.

Curiosamente el expresidente Donald Trump , quien inicialmente lideró los esfuerzos contra TikTok, han cambiado de opinión y ya no quieren prohibir TikTok ni forzar su venta. ¿Tal vez porque uno sus mayores inversores, Jeffrey Yass, es también inversor en TikTok?, lo dejaremos a opinión del lector.

¿Y China qué dice? El gobierno chino se opone a la venta de TikTok y ha creado un marco legal para poder impedir la venta de empresas similares. ¿Y qué ocurre en Europa? Hace 2 días la Comisión Europea dio un toque de atención a la empresa TikTok por lanzar una nueva aplicación que incluía puntos convertibles en vales de compra.

Dado que la aplicación no tiene un control de edad se considera que puede ser un riesgo alto para menores y, por tanto, vulnerar el Acta de Servicios Digitales (que afecta a todas las plataformas online a partir de 45 millones de usuarios).

A diferencia de Estados Unidos la EU dio una lista de procedimientos y acciones a TikTok y dos días después la empresa ha quitado cautelarmente esas características adictivas de su aplicación.

Hay dos diferencias entre Estados Unidos y la Unión Europea en referencia a TikTok:

-Las órdenes: EE. UU. ordena la venta en una ordenanza sacada a toda prisa, UE pide que se evalúen los riesgos y se reduzcan

-Protección de datos e Igualdad: la UE sacó el Acta de Servicios Digitales que acta a todas las plataformas online a partir de 45 millones de usuarios, y reclama (en principio) lo mismos deberes a todas.

EE. UU. renovó su ley pro-vigilancia (que se creó en motivo del 11S hace 22 años) que permite la recolección y venta de datos entre plataformas, permitiendo a Facebook, X (Twitter), Instagram, etc., la venta de datos de sus usuarios hasta cierto nivel. Viendo estos dos puntos, me resulta complicado no ver las acciones de Estados Unidos como un acto de “no nos gusta China y por tanto no nos gusta TikTok”.

¿El resumen ejecutivo? La EU tiene un marco legal de privacidad para pedir prohibiciones, que parece que funciona a veces y EEUU quiere que TikTok cierre o sea occidental sin haber mostrado peligro alguno teniendo una situación en que TikTok puede legalmente vender datos.

A diferencia del Acta de Servicios Digitales en la Unión Europea, la ordenanza americana todavía no es ley y se disputará su constitucionalidad. De mientras plataformas como Facebook, Instagram y Youtube se relamen los labios ante la posibilidad de perder a su mayor competidor, y yo me llevo las manos a la cabeza de que un país pueda prohibir cosas por gusto sin mostrar prueba de daño alguno.

TikTok, ¿Boom?