miércoles. 29.05.2024

Gabriel Escarrer Juliá: ¡Gracias, Presidente!

Hace ahora dos semanas, el Consejo de Administración de Meliá Hotels International aceptó la renuncia de mi padre, Gabriel Escarrer Juliá, como Presidente (no ejecutivo desde el año 2016) del Consejo, y procedió a designarme, de manera unánime, nuevo Presidente Ejecutivo del Consejo, cargo que compatibilizaré con el de Consejero Delegado que ejerzo desde el año 2009.

Además, el Consejo acordó por unanimidad nombrar Presidente de Honor a mi padre, fundador del Grupo y Presidente del mismo durante más de seis décadas, quien continuará además vinculado a la Compañía como consejero externo dominical y vocal del Consejo de Administración, con funciones de representación y de asesoramiento al Consejo y a su Presidente.

Estas importantes decisiones vienen a culminar el proceso de sucesión impulsado por mi padre hace ya siete años, consecuentemente con su voluntad de dejar la transición ordenada y preparada, para dar continuidad al negocio y transmitir a nuestros grupos de interés la seguridad y confianza necesaria.

Al dar este paso, (que le permitirá centrarse más en su salud y su familia) mi padre ha demostrado su visión, sus valores, y su responsabilidad, que le han llevado una vez más a poner, por encima de todo, los intereses de la Compañía que fundó en 1956.

Una vida dedicada al turismo

Un breve repaso a la prolífica carrera profesional de más de 70 años de mi padre explica por si solo la razón por la que se ha convertido en una referencia del sector turístico internacional; desde su nacimiento en la Mallorca de la postguerra, supo anticiparse al despegue del turismo de masas, al hilo de la creciente prosperidad, conectividad aérea y desarrollo de las clases medias en Europa.

Convertido ya en un gigante en España, supo dar el salto a otros destinos y continentes, formando también parte del exitoso desarrollo turístico del Caribe y del Sudeste Asiático, llevando siempre con él la bandera de la hospitalidad y la cultura españolas, lo que le ha valido ser nombrado por el Rey Felipe VI “Embajador de la Marca España”, entre otros cientos de reconocimientos que recibió a lo largo de su carrera.  

Uno de los reconocimientos más queridos por el fue sin duda, el homenaje que le organizaron los trabajadores del turismo de la zona de Palmanova-Magaluf, en Mallorca, en la que él creó sus primeros grandes hoteles vacacionales, allá por los años 70, celebrando su compromiso con el destino y sus trabajadores durante más de 50 años. Para mi padre, los colaboradores siempre han sido la clave del éxito de una empresa, y el activo más importante que ha tenido siempre Melia Hotels International.

Como empresario ha sido innovador, arriesgado, con un tesón y capacidad de persuasión fuera de lo común, un líder leal y visionario que ilusionaba y exigía a partes iguales, a sus colaboradores, muchos de los cuales le siguieron durante toda su vida. Como padre, un extraordinario hombre de familia que, a pesar de sus extenuantes viajes y jornadas de trabajo, siempre priorizó el mantenernos unidos, y supo transmitirnos el amor por la empresa y por el negocio turístico.

Un inmenso ejemplo, como el que ha vuelto a ofrecernos al tomar la decisión de renunciar y activar, en estos momentos de complejidad para nuestro sector, el proceso de relevo generacional, recordándonos, como siempre nos ha dicho, que “la clave para mantenernos fuertes como empresa está en saber reinventarnos y renovarnos”.  

Me enorgullece decir que Gabriel Escarrer Juliá no ha sido solo una figura de referencia para su familia y su empresa, sino un icono de la internacionalización de la empresa en España. Por ello, hace escasamente un año, Su Majestad el Rey Felipe VI le otorgó uno de los más importantes reconocimientos que existen en España para empresarios: El Premio Reino de España a la Trayectoria Empresarial.

Gabriel Escarrer Juliá no ha sido solo una figura de referencia para su familia y su empresa, sino un icono de la internacionalización de la empresa en España"

Continuidad y renovación

La decisión de activar el proceso de relevo generacional al frente de la empresa, gestionada de forma impecable, marca el inicio de una nueva etapa de liderazgo en Meliá, pero en realidad, representa la continuidad del modelo que establecimos en el año 2009 al ser nombrado yo como Consejero Delegado y de facto, máximo ejecutivo de la Compañía.

Al frente de la Compañía me ha “tocado” así gestionar dos de las crisis más importantes que ha vivido nuestra industria: la gran crisis financiera de 2008, y la pandemia del Covid, y a lo largo de estos intensos años he logrado consolidar un gran equipo directivo y humano, sin duda uno de los mejores del sector.

Como mi padre siempre me ha dicho, “toda empresa lleva el signo o la impronta de quien la dirige, y cuanta más profesionalidad y productividad demuestren quienes están al frente, más profesionales y productivos serán quienes la componen”. Por ello, y por el compromiso que asumo de hacer honor al legado de mi padre, soy plenamente consciente de la responsabilidad que he asumido para con todos nuestros Grupos de Interés, al aceptar la presidencia del Grupo, y como he asegurado personalmente a muchos de nuestros colaboradores y socios, desde mi nueva posición continuaré dedicando todos mis esfuerzos a esta Compañía, con más énfasis si cabe, ante un entorno que se presenta incierto, pero repleto de oportunidades para nuestro sector. 

Asimismo, continuaré impulsando el turismo, sector que, como siempre ha dicho mi padre, "tiene el poder de hermanar países, superar fronteras y, sobre todo, generar bienestar social y económico". Eso es lo que estamos haciendo también en LinkedIn, a través de la gran comunidad que estamos creando y en la que ya sois más de 40 mil personas las que seguís mi contenido. Juntos, continuaremos hablando sobre aquello que nos une y construyendo el futuro del turismo.

Gabriel Escarrer Juliá: ¡Gracias, Presidente!
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad