miércoles. 17.04.2024

Protegiendo a las empresas mallorquinas: defensa contra ciberdelitos

 

En la actualidad, la creciente dependencia de la tecnología y el uso frecuente de internet en nuestras actividades diarias nos exponen cada vez más a los delitos cibernéticos. En este artículo, exploraremos los principales ciberdelitos y cómo las empresas mallorquinas pueden protegerse contra estas amenazas.

La realidad de los ciberdelitos:

Con siete ciberataques por segundo en todo el mundo, perpetrados por delincuentes online, el robo y el uso indebido de información de terceros son consecuencias comunes de estos actos. Sorprendentemente, el 80% de estos delitos se originan en errores humanos, como hacer clic en enlaces maliciosos, aunque los ciberdelincuentes también emplean otras estrategias.

Principales ciberdelitos y sus vías de acceso:

 

  • Dispositivos móviles:
  • Smishing: Solicitudes de datos o acciones perjudiciales a través de SMS.
  • SIM Swapping: Copia de la tarjeta SIM para obtener códigos de verificación.
  • Spyware: Programas que copian información del dispositivo.
  • Vishing: Ataques a través de llamadas telefónicas para obtener información personal.
  • Correo electrónico
  • 1.Phishing: Correos electrónicos que simulan identidades para robar información.
  • 2. Ransomware: Correos fraudulentos con malware que secuestra información.
  • 3. Spoofing: Suplantación de correos electrónicos para realizar fraudes.
  • 4. Spam: Envío masivo de correos no deseados, algunos con malware.
  • Redes sociales:
  • Suplantación de Identidad: Robo de identidad para estafas.
  • Gusanos o Troyanos: Malware en mensajes de redes sociales.
  • Fake News: Noticias falsas que redirigen a páginas fraudulentas.
  • Phishing: Técnica común en promociones y sorteos.

 

Elementos externos:

 

  • Man in the Middle: Ciberdelincuente que intercepta información entre la red y el dispositivo.
  • Malwares: Software malicioso en elementos externos como pendrives.

 

Recomendaciones para empresas mallorquinas:

 

  • Desconfiar de enlaces en SMS, correos electrónicos o mensajes de redes sociales.
  • Ignorar mensajes que soliciten información personal.
  • Limitar solicitudes de amistad y verificar identidades en redes sociales.
  • Emplear contraseñas robustas y usar la verificación de dos factores.
  • Desconfiar de archivos ejecutables y mantener el antivirus actualizado.
  • Usar redes públicas con precaución y evitar descargas piratas.
  • Mantener el sistema actualizado para solucionar vulnerabilidades.
  • Diferenciar cuentas de correo para usos específicos.

 

Protegiendo a las empresas mallorquinas: defensa contra ciberdelitos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad