jueves. 23.05.2024

¿Vuelve Mercedes Milá?, ¡no!, ¡vuelve Gran Hermano!

/img/periodico/img_5221.jpg

 

Bien por el equipo de 'GH16', bien por Zeppelin, y bien por Telecinco, que les ha montado un decorado que ya lo quisiera yo para mi próximo cumpleaños. Anoche, antes de que empezara el programa cuya sintonía pone la piel de gallina al 99.9% de la población española, tenía una sensación de “uff... me da un poco de pereza... voy a verlo... tengo que escribir mañana de esto porque claro, que 'Un tiempo nuevo' vuelva a fracasar en la noche de los sábados no es novedad...”. Así es que mientras cenaba me puse a verlo. ¿Resultado? Disfruté. Y muchísimo. El casting es sobresaliente. Además tengo la impresión que este año han seleccionado a 'personajes' con un coeficiente intelectual bastante alto, además de una muy buena imagen, y mejores maneras. Reíros de lo que os digo pero llevo razón. Siempre la llevo. Casi siempre. ¡No!, ¡Siempre!

 

Felicito al equipo y la productora porque hacer un buen casting es una de las labores más complicadas en la vida, después de buscar un novio que tenga dos dedos de frente, claro.

 

Todos los años sucede algo con 'GH': los primeros días de convivencia son flojos. No pasa nada interesante que enganche al espectador. El programa en esos primeros días se sigue por inercia. Pues bien, con el planteamiento de que cada uno de ellos esconda un secreto al resto de compañeros, no sólo se propicia el 'morbo' desde el primer día de concurso, sino que se está dando pie a situaciones que nos van a hacer pasar grandes momentos. Tal cual. Ya veréis.

 

¡El chino es genial, por favor, genial! Y la que me parece un pivonazo es la extremeña. ¡Mamma mía! ¡Vaya mujer!.

 

Por otro lado, Mercedes Milá vuelve a estar a la altura del programa, por supuesto, ¡qué duda cabe de eso! Sin embargo, mantener el protagonismo le va a ser 'complicao'. El casting es tan brillante que podrían ellos mismos presentar la gala, el debate, y dar paso a los resúmenes. Vuelvo a exagerar. Pero entendéis perfectamente lo que quiero decir.


Esta mañana el equipo de Paolo Vasile tenía una gran razón para estar más que contentos. El inicio de 'GH16' ha superado en audiencia a las últimas cuatro ediciones del reality más longevo del mundo. Se avecinan grandes datos para los resúmenes en Divinity, para la gala de los jueves en Telecinco, y para el debate de Jordi González.


Yo me alegro mucho por todo esto. Primero porque es trabajo para un equipo muy grande de personas. Segundo, porque 'Gran Hermano' es como de la familia, y tercero, ¡porque ya tengo plan para la noche de los jueves!. El cañeo, las citas, y el sexo pre-fin de semana, están más que sobrevalorados. Lo mejor es sentarse a ver la cadena amiga y tener una 'erección' que dura cuatro horas y media con publicidad incluida.

 

¿Vuelve Mercedes Milá?, ¡no!, ¡vuelve Gran Hermano!