jueves. 23.05.2024

Hi, Netflix!

/img/periodico/img_6282.jpg

 

El martes aterrizó en nuestro país el servicio ‘vídeo por streaming’ por excelencia: Netflix. Su fama y ansiada espera por parte de los españolitos que se descargan series era enorme, y todos sabéis ya precios, catálogo, lo del primer mes gratis, etc. Yo no puedo decir que Netflix haya cumplido mis expectativas (ahora todos de fondo con un gran ¡ooohhhhhhhh!). En realidad mi entusiasmo era mínimo porque parte de sus mejores series están en Movistar+. Está más que claro que para tener una televisión de pago decente hay que contratar el plus. Es así. De toda la vida. Siempre lo ha sido, y pasaran unos cuantos años hasta que esto deje de ser un hecho. A ver, no significa que Netflix sea un mierdón, ¡ni mucho menos! Pero claro, si uno es consciente de su catálogo en USA o UK pues lo de España es como un polvo mal echao’. Está bien porque calma tu apetito sexual, pero… ¡no te sacia!


Es cierto que, como me comentaba un amigo en la oficina, nuestro castellano nos limita respecto a los contenidos que se pueden ver en los países en donde el inglés se entiende perfectamente. Hay que doblar al español, y tatata. Pero, analizándolo rápidamente, el verdadero problema no es el idioma. La faena está en que Netflix carece de muchos derechos en España, a nivel ficción y a nivel de querer convertirse en el líder.

De momento Netflix es sólo una opción más. Buena. Pero una opción.


Para no ser pesao’ y terminar ya: la historia es que, claro, si uno va a un concurso de televisión a jugar, pues lo da todo. Sino, chico, ¡no vayas! Eso le ha sucedido a Netflix. Me parece bien que hayan atendido a las expectativas financieras que les sugiere nuestro mercado de consumo audiovisual, pero, no es suficiente con traer cuatro series y cuatro pelis que ya hemos visto. Salvo ‘Narcos’, y algunas más muy buenas, necesitamos más carnaza. Yo hubiera irrumpido en España cuando los derechos con el resto de plataformas de pago hubieran caducado. ¡Eso sí sería darlo todo! Aún así, mucha suerte para Netflix.

 

Hi, Netflix!