miércoles. 19.06.2024

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 24 años de nacionalidad albanesa como presunto autor de al menos 50 robos en hoteles de Mallorca, Ibiza y Barcelona, que lograba entrar en las habitaciones usando dispositivos electrónicos que le permitían sabotear las cerraduras sin forzarlas.



El instituto armado había detectado un aumento considerable de denuncias por robos en hoteles del municipio mallorquín de Calvià desde finales de 2016, que tenían en común la ausencia de violencia o forzamiento en el acceso a las habitaciones, ha informado en un comunicado.



La investigación de la Guardia Civil permitió averiguar que el ladrón accedía a las habitaciones usando dispositivos que sabotean las cerraduras electrónicas o de llave magnética, un sistema indetectable en un primer momento por los perjudicados o los propios empleados de los hoteles.



El pasado día 13, personal de un hotel de Magaluf sorprendió a un hombre que acaba de cometer un robo en el interior de una habitación del complejo turístico.



Aunque el supuesto autor de los hechos, tras forcejar con los empleados, consiguió huir, los agentes de la Guardia Civil recuperaron un aparato electrónico utilizado para sabotear cerraduras y conseguir entrar en las habitaciones.



Tras diversas gestiones, los investigadores lograron identificar y localizar al supuesto autor de los hechos y lo detuvieron.



En el momento de la detención, le fueron intervenidos numerosos artículos robados, desde ordenadores portátiles a relojes y móviles, así como más aparatos electrónicos utilizados para la apertura de las habitaciones y herramientas especiales para la fabricación y mantenimiento de esos dispositivos.



Los agentes averiguaron además que el detenido había vendido varios objetos en diferentes establecimientos de compra-venta de segunda mano en Palma y Barcelona, y recuperaron cámaras fotográficas, más relojes y móviles procedentes de diferentes robos cometidos en hoteles de las localidades de Palma, Magaluf, Ibiza y Barcelona.



La Guardia Civil ha destacado la elevada movilidad geográfica del ladrón, así como la colaboración "fundamental" por parte del personal de los hoteles para el desarrollo de la investigación y la labor policial.



Si bien el hombre ingresó en prisión tras haber pasado a disposición judicial imputado por 50 robos, la Guardia Civil prosigue la investigación ya que sospecha que puede estar relacionado con otros hechos similares

Punto y final a las fechorías del desvalijador de hoteles