martes. 21.05.2024

Las obras del Parador de Ibiza terminarán a finales de este mes, con la mirada puesta en su apertura a final de año, según ha asegurado este jueves la secretaria de Estado de Turismo, Rosana Morillo, tras una visita de obra al edificio histórico ubicado en el Castillo de Ibiza, en lo más alto de la ciudad amurallada de Dalt Vila.

Morillo ha puesto en valor la aportación del Estado para que la ciudad de Ibiza “pueda conservar mejor su patrimonio histórico” y en concreto la inversión “superior” a los 27 millones destinada a la restauración de esta "parte importantísima" de Dalt Vila. “Siendo una joya y siendo Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1999, todos tenemos la obligación de preservar este patrimonio histórico para las generaciones actuales y futuras”, ha destacado.

La secretaria de Estado espera que este “edificio emblemático” sea el Parador número 100 de la cadena y ha recordado que con su inauguración será el primero de Baleares, la única comunidad sin contar con un edificio de estas características.

Una vez que se puedan recepcionar las obras, a final de mes, se hará el traspaso a Paradores Nacionales para que “empiece el amueblado y acondicionamiento del edificio como hotel”. “Ahora ya queda la parte operativa, la parte de acondicionamiento como establecimiento y alojamiento, y ésta va a ir más rápido, por eso espero que a final de año podamos abrir el Parador”, ha añadido.

Morillo ha recordado que el establecimiento funcionará 12 meses al año y contará con 66 habitaciones. Asimismo, tendrá la “particularidad” de que permitirá el acceso a la ciudadanía, que podrá visitar el Parador “para alojarse, para disfrutar la oferta gastronómica” y también para visitar los restos arqueológicos hallados durante las obras.

La responsable de Turismo ha recordado también la "complejidad" de las obras, que se iniciaron en marzo de 2009, y que sufrieron retrasos por los hallazgos arqueológicos. También ha remarcado el “diseño emblemático y único” del aparcamiento, que está excavado por debajo de la muralla, que también tendrá que estar listo para la inauguración.

El Parador tendrá 9 museizaciones que serán visitables, aunque la novena, hallada junto a la piscina, de momento quedará pendiente. Según ha explicado Anabel Balbuena, coordinadora técnica de Turespaña, se trata de unos "restos púnicos importantes" que consisten en "una puerta de acceso que atraviesa la muralla con unos fustes".

Entre los restos museizados, ha recordado que estarán el templo romano hallado en la Casa del Gobernador, las letrinas árabes encontradas entre el aparcamiento y la recepción, los restos púnicos encontrados en el Patio de Armas, un molino de pólvora, la parte de la muralla árabe que se podrá ver desde el spa y restos también de la muralla árabe que se podrán ver en la sala de interpretación.

“La idea es que sean visibles y hacer un hilo conductor entre todos los restos aparecidos”, ha recordado y ha explicado que la idea es crear un “itinerario” con cartelería o códigos QR para conocer los hallazgos ya que el Parador se ubica en un emplazamiento que "data del siglo séptimo antes de Cristo", ha remarcado Balbuena.

Por su parte, el alcalde de Ibiza, Rafa Triguero, también presente en la visita, junto a otros representantes institucionales, ha mostrado su deseo de que la inauguración pueda llevarse a cabo el 4 de diciembre, con motivo del 25 aniversario de la declaración de Ibiza, Patrimonio de la Humanidad.

El Parador de Ibiza finaliza sus obras este mes y podría abrir a final de año