martes. 21.05.2024

Llega la recuperación turística en Mallorca. Al menos así lo indican los datos que manejan los hoteleros y que apuntan a un 85% de ocupación esta Semana Santa. Esto significaría estar solo un 3% por debajo de las cifras registradas en 2019, antes de la pandemia.

 

“Consolidamos la apuesta firme del sector hotelero de Mallorca por la reactivación turística. Buena muestra de ello es que, a pesar de la coyuntura derivada de la situación geopolítica, del incremento galopante de los precios y de su repercusión en los costes operativos, las estimaciones que formulamos desde hace semanas en relación con el nivel de aperturas previsto para este mes de abril se ratifican e incluso quintuplica el registrado en 2021 logrando una tasa del 85% frente a 17%” afirma la presidenta de la FEHM, María Frontera.

 

La muestra realizada dentro de nuestro sistema de monitorización de datos registra, desde el estallido de la guerra en Ucrania, una cierta ralentización en las reservas, sin que sean significativas. Se aprecian más en el cliente alemán que, junto al británico y al nacional, son los principales mercados emisores para esta Semana Santa.

 

Según Frontera “Para los meses de verano se constata una tendencia basada en la vuelta a las reservas anticipadas, tal y como sucedía en los años pre-pandemia, pero a un ritmo inferior. Aun así, teniendo en cuenta los nuevos hábitos de los consumidores provocados por la incertidumbre, se prevén unas ocupaciones altas a consecuencia de las reservas anticipadas ya registradas más la suma de las reservas de último minuto que se producirán salvo que haya nuevos escenarios que retraigan la demanda”.

 

En este sentido, la Federación Hotelera destaca "la apuesta por la calidad y el mantenimiento de los precios hoteleros, “un indicativo de que el destino está reforzado gracias al trabajo e inversiones de los últimos años y la solvencia demostrada por Mallorca en los momentos de crisis.No se constata ninguna una bajada de los precios generalizada.

 

Otra tendencia a tener en cuenta es que, a mayor categoría y concretamente en los hoteles de cinco estrellas, es donde se registran las ocupaciones más altas, por encima del 2019 e incluso con alza en los precios. En este segmento de lujo no se ha producido ralentización en las reservas y la demanda sigue pujante”. 

 

Los datos del paro y afiliación de la seguridad social hechos públicos a principios de esta semana “ratifican el compromiso de los empresarios hoteleros como sector palanca en la creación y mantenimiento del empleo en Baleares” ha incidido la presidenta de la patronal.

 

Partiendo de que las Islas Baleares lideraron en marzo la contratación a nivel nacional, subiendo un 103% frente al 19,1% de media nacional y que la ocupación en el sector turístico en Baleares ha crecido un 59 % frente al 19% del conjunto de España, podemos asegurar que “este crecimiento es un reflejo de la apuesta del sector hotelero por estimular la reactivación con una reapertura anticipada”.

 

En este sentido los datos de afiliación a la Seguridad Social intermensual también vienen a corroborar el liderazgo del sector turístico que encabeza el número de afiliados (16.589); le siguen comercio (2.098) y transportes (1.316).

 

Frontera explica que "aun así, como ya se ha puesto de manifiesto anteriormente, ha habido trasvase de trabajadores entre sectores y hay carencia de determinados perfiles profesionales en el sector del alojamiento y también de la restauración. Es preciso trabajar en la formación de capital humano para cubrir la demanda existente".

 

Las perspectivas en materia de ocupación y reactivación de la actividad turística son positivas, aunque no puede perderse de vista que el incremento de la inflación (rozando los 10 puntos y el doble que en otros países vecinos) y el alza de los costes, implicarán una menor rentabilidad empresarial.

 

“El alza de costes y la falta de materias primas dificultan y alejan las perspectivas de rentabilidad empresarial que habíamos visto en otros tiempos. Es evidente que la coyuntura tiene mucha afectación en el sector empresarial y las consecuencias se irán observando a lo largo del año. Las reglas del juego han cambiado y hay que seguir estando vigilantes y siendo agiles en la toma de decisiones para aprovechar las mejores oportunidades que nos ofrezca el mercado”. 

Llega la recuperación turística a Mallorca: Semana Santa con un 85% de ocupación