miércoles. 12.06.2024

 

El sector del alquiler vacacional ha consolidado en la todavía ‘caliente’ temporada estival el crecimiento que ya aparecía tímidamente en los años anteriores. “Hemos tenido noticias muy buenas, con todo lleno”, confirma Irene Perelló, gerente de Aptur Baleares, la asociación que engloba a los propietarios de alquiler vacacional. Además, las perspectivas para la temporada baja tampoco suenan nada mal: “En invierno ya tenemos algunas semanas llenas”.

 

No obstante, Perelló confirma que hay cierta incertidumbre en el sector por los cambios normativos que parecen avecinarse: “estamos esperando porque hay cierta incertidumbre. Nos estamos encontrando con algunos clientes que no terminan de contratar y con propietarios que están retirando sus anuncios de sus pisos hasta ver lo que pasa”.

 

El principal punto de conflicto reside en la promoción de los alquileres en internet, algo que preocupa en el seno de la asociación y de sus responsables. No obstante, Aptur Baleares se muestra optimista y está teniendo buena sintonía con el Govern: “Ahora se están haciendo cosas importantes y vemos detalles que nos gustan. Por ejemplo, ahora cuando nos reunimos con la Consellería, a esas reuniones asisten técnicos, no sólo políticos, y eso nos parece una buena iniciativa. No se trata solo de hacer cosas en beneficio de intereses políticos ni a un solo individuo, sino a todo un sector”.

 

Además, Aptur Baleares ha hecho llegar al Govern un borrador de ley para regular el alquiler. Entre los aspectos más básicos que contiene, destaca la obligatoriedad de que las viviendas dispongan de una cédula de habitabilidad que recoja el número de plazas que puede albergar una vivienda de forma objetiva, y además se está verificando que cumple con condiciones mínimas de habitabilidad, salubridad y seguridad para vivir”, apunta Perelló.

 

Asimismo, la asociación demanda “promoción no solo del ‘Sol y playa’, del que ya existe más que suficiente información. Se trata de promocionar otros aspectos que además beneficiaría a los propios residentes”.

 

El alquiler vacacional, un sector al alza

El sector del alquiler vacacional dibuja una trayectoria ascendente en los últimos años en las Islas Baleares. Sólo en 2014, se registraron un total de 30.623.000 pernoctaciones, un 36,5% del total registrado en todos los tipos de establecimientos de las Islas. En la comunidad autónoma se tiene constancia de 45.250 apartamentos de alquiler vacacional. Los datos de 2015 aún no se conocen, pero Aptur Baleares espera un sensible incremento con respecto a estas cifras.

 

El sector, además, es un motor del empleo, pues por cada 100 de esas plazas de alquiler se genera una media de 23,24 puestos de trabajo, frente a los 13,76 que se generan por cada 100 plazas hoteleras.

 

La nueva regulación del alquiler vacacional, un conflicto de intereses