miércoles. 24.04.2024

Aprovechar el potencial de nuestra gastronomía como un gancho para atraer visitantes. Esta es la filosofia del "press trip" que ha organizado estos días la Agencia de Turismo de las Islas Baleares, para un grupo de siete periodistas de los principales medios de comunicación españoles.


La finalidad de esta acción es dar a conocer in situ todo lo que Mallorca puede ofrecer en materia de gastronomía y que estos profesionales experimenten de primera mano la variedad y calidad del producto local, así como la amplia oferta de restauración que hay en la isla.

 

El objetivo es favorecer la publicación de reportajes que permitan posicionar Mallorca como destino de turismo gastronómico en el mercado nacional.



Durante estos días, el grupo conocerá numerosas zonas de la isla (Deià, Sóller, Pollença, Manacor, Palma, etc), con un completo programa que incluye visitas a diferentes bodegas y restaurantes.

 

Los periodistas conocerán de primera mano el proceso de elaboración del aceite de oliva y el proceso de recogida y envasado de la sal de las Salinas d’Es Trenc, incluso también cómo se elaboran artesanalmente las telas de llengos.



También tendrán la oportunidad de conocer diferentes establecimientos de alojamiento turístico y su oferta gastronómica. Así degustarán la cocina de varios chef estrella Michelin y también destacadas creaciones a base de tapas, a parte de una visita guiada a Palma a través de sus panaderías y pastelerias.



Como punto de partida de este press trip, los participantes han sido recibidos hoy por tres destacados chefs de la isla en el Hotel Jumeirah del Port de Sóller. Se trata de Tomeu Caldentey, Marc Fosh y Andreu Genestra, todos ellos con estrella Michelin.



Los participantes de este press trip trabajan para medios nacionales como El País, ABC, La Vanguardia, El Correo (Grupo Vocento), El Mundo, revista Hola y la revista Viajeros. Este viaje promocional se enmarca dentro del plan anual de acciones que desarrolla la ATB a lo largo del año, en este caso destinada al mercado nacional.

La gastronomía mallorquina, un gran gancho turístico