jueves. 29.02.2024

La Asociación Hotelera de Menorca (Ashome) ha manifestado su desacuerdo y rechazo al nuevo impuesto turístico que aplicará el Govern balear el año próximo porque "constituye una doble imposición para los residentes en las islas menores".

 

La junta de gobierno de esta organización empresarial, integrada en CAEB, ha criticado que, "después de haber manifestado reiteradamente desde las instituciones que el negocio turístico es mucho más que la actividad de alojamiento hotelero y la ecotasa, solo se aplicará a los turistas que se alojan en los hoteles".

 

La gerente de Ashome, Azucena Jiménez, ha advertido que "los precios y los contratos para el 2016 ya están cerrados y firmados, por lo que ahora los incrementos que se puedan producir deberán ir a cargo exclusivamente de las empresas, que deberán asumir este coste y detraerlo de las cuentas de resultados".

 

Los hoteleros menorquines reclaman "consenso y acuerdo" para decidir la aplicación, los objetivos y las condiciones, pero, añaden, "el Govern ya ha remitido una propuesta basada en el mismo modelo de ecotasa de hace quince años".

 

Otro motivo de crítica consiste en la "doble imposición" que el cobro de la ecotasa implicará para los residentes en las islas menores, obligados a desplazarse y pernoctar en Mallorca por motivos profesionales, atención médica y sanitaria, reuniones y también para realizar escalas para otros vuelos.

 

Han afirmado que "la ecotasa no corrige, sino que agrava los costes de la doble insularidad".

 

Ashome remitirá un escrito al Govern balear en el que expondrá sus críticas al proyecto de ecotasa porque califica como "temporada alta" en Menorca los seis meses comprendidos entre mayo y octubre.

 

Azucena Jiménez ha explicado que en abril no abren muchos establecimientos hoteleros, mayo es temporada baja en Menorca, y la temporada alta se reduce a los meses de julio y agosto.

Ashome: "La ecotasa es una doble imposición para residentes de las islas menores"