domingo. 23.06.2024



La asociación de referencia del alquiler turístico en Baleares critica la contrariedad de la presidenta quien presume de distribuir los beneficios entre toda la población cuando una de las medidas estrellas del Govern ha sido la prohibición encubierta del alquiler turístico con los beneficios que reporta en la clase media y la oferta complementaria y la desestacionalització.



La asociación del alquiler turístico de Baleares lamenta el discurso contradictorio de la presidenta del Govern, Francina Armengol, en el Parlament. Aptur destaca que mientras ha hablado de una mayor distribución de la riqueza gracias a las políticas de su Gobierno, ha condenado la economía de la clase media que se dedicaba al alquiler vacacional con una regulación que no es más que una prohibió encubierta.


“La regulación del alquiler turístico deja fuera a muchas familias que contribuían a un turismo más sostenible, que desestacionaliza, y que redistribuye los beneficios. La modificación de la Ley Turística que este Gobierno aprobó el pasado verano ha acabado con todo esto, sin tener en cuenta la repercusión para la oferta complementaria”, ha explicado el presidente de Aptur, Joan Miralles. “Así pues, no sabemos muy bien a qué distribución de la riqueza se refiere, o a que desestacionalización, cuando en Palma se quiere liquidar esta actividad económica”.


Aptur critica que la presidenta Armengol vuelva a relacionar el alquiler turístico con el alquiler de larga duración. “La prohibición del alquiler vacacional no permitirá una rebaja del precio de alquiler, es una afirmación sin ninguna base académica impropia de una gobernante que no tiene en cuenta todos los aspectos como el aumento demográfico”, ha dicho Miralles. “Si se quiere fomentar el alquiler el que hace falta es una mayor seguridad jurídica por los propietarios”. Con todo, Aptur valora positivamente que la intención de poner en práctica las “de momento inexistentes” políticas de viviendas. “Creemos que el Govern empieza a ser consciente que el problema del acceso a la vivienda no se resolverá prohibiendo el alquiler turístico y lo celebramos”.


Finalmente la asociación lamenta la carencia de reconocimiento de un sector que ha sido clave para salir de la crisis y repartir mejor los beneficios del turismo.

Aptur tilda la presidenta de “contradictoria” en la defensa del reparto de riqueza