domingo. 21.04.2024

Es la primera vez pero no será la última. Estas Navidades, la campaña benéfica de recogida de ropa y alimentos del Club de Mar Mallorca se ha realizado en colaboración con la ONG Yachting Gives Back.

Esta organización nació hace ya cuatro años con el fin de ayudar a las personas desfavorecidas creando un flujo de materiales de primera necesidad procedentes del mundo de la náutica, tanto de barcos particulares, como marinas, puertos o empresas del sector.

El creador de Yachting Gives Back es el británico Nick Entwisle. Tras toda una vida en el sector náutico en Mallorca, sobre todo en la empresa Pinmar, decidió poner en marcha esta iniciativa con el fin de concienciar a un sector muchas veces privilegiado de que hay gente que lucha cubrir sus necesidades básicas cada día.

“He estado 34 años en Mallorca, me encanta la Isla y he tenido una vida muy buena, pero cuando ha llegado mi jubilación” -explica el fundador de Yachting Gives Back- “creo que ha llegado el momento de devolver algo a nuestra comunidad y ahí nació el nombre, que se le ocurrió a una amiga, pero significa mucho pues la gente acostumbrada en ocasiones a la vida en los yates debe aprender que las cosas, simplemente cruzando el Paseo Marítimo, no son así para todo el mundo y todos tenemos la posibilidad de ayudar”.

Precisamente a través de Pinmar surgió en Entwisle la idea de poner en marcha iniciativas relacionadas con la asistencia a personas desfavorecidas: “Durante mi trabajo en Pinmar, vi como esta empresa organizaba un torneo de golf que recaudó en 30 años más de un millón de euros para beneficencia y pensé que, como no juego al golf, debía hacer algo diferente pero con el mismo objetivo”.

La puesta en marcha de Yachting Gives Back coincidió con un cambio relevante en la industria del refit en Palma que resultó determinante: “Curiosamente, tras la instalación en STP de un travelift de mil toneladas a finales de 2018, su varadero estuvo más lleno que nunca de grandes yates y yo empecé a pasar por allí pidiendo ayuda para gente necesitada y había mucha gente dispuesta a colaborar”, recuerda el responsable de la organización.

Desde aquel contenedor de recolección que se instaló en STP, el trabajo de Yachting Gives Back se ha multiplicado, pues los integrantes de la ONG acuden ahora a donde haga falta para recoger comestibles y materiales: “Mallorca es un sitio ideal para hacer este tipo de recolección pues las distancias son relativamente cortas y podemos cubrir toda la Isla”, añade Entwisle.

En sus comienzos la ONG se ocupaba de proporcionar alimento a personas necesitadas pero con el transcurso del tiempo la labor de Yachting Gives Back ha superado esos límites, se ha diversificado y además consigue vestimenta, ropa de cama, juguetes y donaciones para las organizaciones con las que colabora.

Curiosamente, en muchas ocasiones esos menús de subsistencia han sido elaborados con el mayor cariño del mundo por chefs que trabajan en las cocinas de algunos de los superyates más lujosos del mundo.

Precisamente ese lujo relacionado con la náutica de alto standing puede derivar en desperdicio, tanto de comida como de otro tipo de elementos de primera necesidad que se consideran con rapidez fuera de moda y serían tirados a la basura sin la labor de Nick y su equipo, que se encargan de recogerlos y darles una nueva vida precisamente para satisfacer las necesidades básicas de los más desfavorecidos.

Yachting Gives Back llama a la acción, a no perder la ocasión de prestar ayuda, por pequeña que sea. La organización tiene disponibles en las instalaciones de STP en el Moll Vell de Palma contenedores para recuperar el material de las donaciones y también participa en la recogida de alimentos en supermercados. También se puede contactar con ellos a través de su página web https://yachtinggivesback.com/index.html

La ONG está totalmente integrada en la red de atención social en las Islas y colabora con multitud de entidades baleares que también prestan asistencia a los más necesitados como el caso de la Associació Tardor, Mallorca Sense Fam, Es Refugi, Can Gazà, la Asociación Siloé, la Fundación Shambhala y SOS Mamas, entre otros.

Yachting Gives Back y Club de Mar, unidos por los más desfavorecidos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad