jueves. 13.06.2024

Banco Sabadell cerró el primer semestre del año con un beneficio de 564 millones de euros, lo que supone un 43,6% más que en la primera mitad de 2022, cuando ganó 393 millones.

El banco ha detallado este jueves a la CNMV sus cuentas de enero a junio, un período en el que la rentabilidad sobre fondos tangibles (ROTE, en inglés) del banco alcanzó el 10,8%, mientras que el margen recurrente se elevó un 42,3%, hasta los 1.489 millones.

El margen de intereses, es decir, la diferencia entre la rentabilidad del activo, como los créditos concedidos, y los intereses pagados por el banco, alcanzó los 2.270 millones de euros, un 29,2% más.

Aunque las comisiones bajaron un 4,4% interanual y aportaron 697 millones, los ingresos del negocio bancario (margen de intereses y comisiones netas) aumentaron un 19,4% hasta junio, hasta los 2.967 millones.

En cuanto al margen bruto, que es el que aglutina todos los ingresos corrientes de la entidad, se elevó hasta los 2.809 millones, un 12,1% más, mientras que los costes se situaron en 1.478 millones de enero a junio, un 2,7% superiores a los del año anterior.

APORTACIÓN DE 106 MILLONES DE LA FILIAL BRITÁNICA

En cuanto a TSB, la filial británica de Banco Sabadell, su beneficio individual aumentó un 71,5%, por lo que su contribución al grupo fue de 106 millones de euros.

TSB incrementó en este semestre un 36% su margen recurrente, que aglutina el margen de intereses y las comisiones pero restando los costes.

En concreto, el margen de intereses alcanzó los 528 millones de libras a cierre de junio de 2023 y aumentó un 13,9%; las comisiones netas sumaron 51 millones de libras, un 5,5% menos en la comparativa interanual, mientras que los costes se situaron en 386 millones de libras, un 2,8% más.

Banco Sabadell tuvo que afrontar en el primer trimestre del año el pago el impuesto extraordinario a la banca -destinó 157 millones a ello-, lo que condicionó las cuentas de los primeros tres meses del año, pero los resultados de enero a junio ya reflejan un crecimiento del beneficio a dos dígitos, de un 43,6%.

EL CRÉDITO VIVO BAJA LIGERAMENTE POR EL MENOR VOLUMEN DE HIPOTECAS

En cuanto al crédito vivo del grupo, cerró el primer semestre del año con un saldo de 153.834 millones, un 2,7% menos, por los menores volúmenes en hipotecas y empresas.

En España la nueva producción de crédito a empresas ascendió a 3.801 millones de euros a junio, lo que supone un incremento del 7% interanual y de un 44% en la comparativa trimestral.

Sin embargo, la nueva concesión de hipotecas sumó 1.095 millones de euros, un 27% menos que en el mismo período del año anterior, si bien el crédito al consumo sí creció, un 23% interanual, hasta los 532 millones.

Respecto a los recursos de clientes en balance, ascendieron a 162.790 millones hasta junio, un 0,4% menos en la comparativa interanual.

Mientras los saldos de cuentas a la vista sumaron 140.056 millones de euros, con un descenso del 5,3% interanual, los depósitos a plazo alcanzaron los 21.484 millones de euros, con un alza del 34,4% respecto a la primera mitad de 2022. En cuanto a los recursos fuera de balance, se situaron en 39.720 millones, un 2,3% más.

En comunicado, el consejero delegado de la entidad, César González-Bueno, ha resaltado que "sin duda las líneas estratégicas del plan que lanzamos hace dos años están dando sus frutos".

LA MOROSIDAD SIGUE DESCENDIENDO

En lo que se refiere a los activos problemáticos, supusieron 6.971 millones hasta junio, de los que 5.888 millones eran préstamos dudosos y 1.083 millones activos adjudicados. La cobertura de activos problemáticos incorporando el total de provisiones se situó en el 53,1%.

Pese a la elevada inflación y a la pérdida de poder adquisitivo de las familias, la ratio de morosidad en la primera parte del año fue del 3,50%, incluso inferior a los 3,52% del primer trimestre de 2023.

En cuanto a las ratios de capital, la ratio CET1 fully-loaded -la que mide el capital de máxima calidad-, alcanzó el 12,87% en el primer semestre, 9 puntos básicos más que en el primer trimestre y 33 puntos básicos más que en el mismo período de 2022.

Por otra parte, el banco ha ejecutado ya el 19% de su programa de recompra de acciones, cuyo importe máximo es de 204 millones de euros.

En el primer semestre el año este grupo bancario daba trabajo a 19.405 personas, un total de 430 más que en la primera mitad de 2022, si bien su red de oficinas sumaba 1.447, lo que supone 78 sucursales menos.

El Sabadell ganó hasta junio un 43,6% más (564 millones)