domingo. 14.04.2024

Repsol ha aprobado formalmente la distribución de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2023 por importe de 0,025 euros brutos, con lo que unido al dividendo con cargo a reservas se eleva a 0,4 euros brutos por acción el importe que los accionistas percibirán en enero.

Así lo acordó la compañía en el marco del consejo de administración que celebró este miércoles, según ha apuntado la petrolera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En consecuencia, tal y como fue anunciado el pasado 26 de octubre, los accionistas percibirán en enero de 2024 una retribución de 0,4 euros brutos por acción teniendo en cuenta este dividendo a cuenta de los resultados de 2023 y el dividendo de 0,375 euros brutos por título con cargo a reservas libres.

La pasada junta de la compañía, celebrada el 25 de mayo, aprobó el reparto de la cantidad fija de 0,375 euros brutos con cargo a reservas libres a cada una de las acciones en circulación de la sociedad, y según acordó el consejo de Repsol este pago se llevará a cabo el próximo 11 de enero.

Repsol obtuvo un beneficio neto de 2.785 millones de euros hasta septiembre, casi un 14 % menos que en los nueve primeros meses del ejercicio anterior, en un contexto de precios del crudo y del gas significativamente inferiores a los de 2022, y en medio de un entorno internacional volátil.

El resultado ajustado, que mide específicamente el funcionamiento de los negocios, alcanzó los 3.816 millones de euros, lo que supone un 19,4 % menos que los 4.735 millones que finalmente se alcanzaron un año antes.

Por su parte, el resultado bruto de explotación o ebitda se redujo un 33,8 %, hasta los 7.194 millones de euros.

Las acciones de la petrolera cotizan en 13,69 euros y en lo que va de año los títulos de la compañía se han devaluado cerca del 4 %.

Repsol abonará 0,4 euros por acción en enero