domingo. 16.06.2024

La empresa mallorquina My Uniform ha sido reconocida recientemente con uno de los 'Premios Revoluciona' otorgados por BBVA y la Universitat de Valencia por su papel como empresa rentable, innovadora y que apuesta por la sostenibilidad. Hoy hablamos con su directora gerente, Mari Carmen Monterrubio, sobre lo que ha supuesto este reconocimiento y sobre los retos de futuro de la empresa.

-¿Por que decidís como empresa presentaros a estos premios y que ha supuesto para vosotros el galardón?

-Estos premios reconocen la innovación vinculada a la sostenibilidad y la verdad es que en My Uniform hemos impulsado un ambicioso proyecto centrado en estos dos campos y muy centrado en favorecer la experiencia del cliente y de las empresas. Por este motivo cuando hablamos con el banco sobre todos los cambios que planteábamos fue el mismo BBVA quien nos animó a presentarnos por que encajábamos en este perfil.

Tengo que reconocer que tramitar nuestra candidatura ha sido un esfuerzo importante para nosotros por toda la documentación e informes que se pedían pero ha valido de verdad la pena.

La repercusión que nos ha supuesto el premio en imagen y en grado de conocimiento de nuestra empresa ha sido espectacular en todos los sentidos. Para muestra un botón. Ahora nos entran peticiones de empresas de la Península les creemos una uniformidad como una aerolinea o también por ejemplo una empresa de Guinea Ecuatorial.

Lo más ilusionante ha sido ver el cambio que hemos experimentado por parte de los trabajadores cuando han sabido que nos había contratado su empresa. El premio ha servido para que se nos viera de otra manera. Estamos en un sector muy tosco y preestablecido en el cual nosotros vamos con diseño, con moda, mirando por la comodidad del trabajador. Hemos pasado de que se nos viera con cierta reticencia a que se nos reciba con los brazos abiertos. Esto facilita mucho nuestra labor.

-En una parte importante el premio reconoce la labor en sostenibilidad. En My Uniform os habéis embarcado en un ambicioso proyecto en este campo. ¿Qué balance hacéis hasta el momento?

-La mentalidad para nuestras aplicar soluciones de sostenibilidad en el campo de la uniformidad avanza muy lentamente. De hecho, proyectos como el reciclaje de prendas que ofrecemos aún no hemos encontrado ningún cliente que se haya decidido a ponerlo en marcha. Es cierto que tiene buena acogida, que lo ven bien pero a la hora de apostar por ello se queda en stand by.

Quiero reivindicar que las empresas tienen de dar este paso. Todo el mundo se llena la boca con los famosos Objetivos de Desarrollo Sostenible pero después se fa a lo facil. Estamos hablando de un servicio con el cual recogemos la uniformidad usada y la reciclamos para volver a usarla o bién para elaborar otros productos. Es dar otra vida a un material.

-¿Y a la hora de que las empresas apuesten por uniformes con más materiales sostenibles directamente?

-Pues también nos está costando mucho. Nosotros diseñamos una linea que cada vez sea más sostenible en el sentido de que las prendas sean minimalistas y que, o bien los tejidos se puedan usar para otras cosas o bien que la misma prenda con pequeños cambios se pueda volver a reutilizar como tal.

-¿Cual es el gran problema para avanzar en este campo?

-Se trata del tema económico. La mayoría de empresas aún priorizan el precio por encima de la sostenibilidad. Desde hace más de un año en todas nuestras propuesta a empresas siempre ponemos una posibilidad, digamos en versión sostenible. De todos nuestros clientes pocos la eligen y esto que de cara a imagen también enriquecen la imagen de la empresa.

-Pero en muchas empresas se toman medidas de sostenibilidad...

-En la mayoría de casos las empresas solo adoptan aquellas medidas que son de obligado cumplimiento por ley. Las que no les queda más remedio que aplicar. Por ejemplo, la eliminación de los plásticos desechables no avanzó hasta que esto se reguló por ley.

-Entonces ¿No queda otra que crear una obligación legal en este sentido?

-Es muy triste pero hasta que no se activa una regulación con sanciones si no se cumple, la mayoría de las empresas no priorizan la sostenibilidad por un tema económico. Y eso que al final no hay tanta diferencia en el tema económico.

Normalmente las quedan los primeros pasos en campos como este son las grandes empresas como nuestras hoteleras más importantes. Pero creo que sería mucho más eficiente que fueran las pequeñas empresas las que dasen sus primeros pasos por que todo junto suma más en el camino a la sostenibilidad. Seguramente se produciría un efecto contagio entre ellas.

-Vosotros habéis dado la vuelta al mundo de la uniformidad poniendo al cliente en el centro. ¿Cómo ha sido este camino innovador?

-Ha habido soluciones que han sido muy bien acogidas como por ejemplo la uniformidad no uniforme o la plataforma de gestión per en otros servicios no hemos conseguido llegar donde queríamos como en el tema del renting textil. El Servicio de asesoramiento integral de imagen también ha funcionado de forma extraordinaria y las empresas nos lo piden cada vez más. 

-¿Crees que el empresario es consciente de lo que representa el uniforme para la imagen de marca?

-Muchas veces lo ven como un gasto y no como una oportunidad de mejorar la imagen de empresa. Siempre que nos reunimos con una empresa hacemos que se entienda bien que se trata de una inversión de cara también al empleado que seguro que va a trabajar de forma más cómoda y eficiente con un buen uniforme. El se sentirá más respetado y valorado por la empresa. Y eso que hemos avanzado mucho en lo los últimos tres años. La evolución ha sido espectacular.

Mari Carmen Monterrubio: "La mayoría de empresas aún priorizan el precio por encima de...