miércoles. 17.04.2024

Meliá Hotels International presenta un año más su balance de temporada en un destino clave como es la zona de Palmanova-Magaluf, donde el Grupo opera 10 establecimientos, con más de 3.500 habitaciones y más de 7 mil plazas.

Desde el año 2011, en que Meliá inició un ambicioso plan de reconversión y reposicionamiento de su oferta hotelera y de ocio, que implicaría durante los 10 años posteriores una inversión superior a los 250 Mn€, la Compañía continúa apostando por la transformación de este destino vacacional, situado en un enclave excepcional y dotado de una de las mejores playas del Mediterráneo.
 

Las últimas actuaciones en hoteles de Meliá, desarrolladas durante el año 2023, han incluido la conversión del antiguo hotel INNSiDE Cala Blanca en el hotel ZEL Mallorca (primer exponente de la nueva marca creada por Meliá en su alianza con Rafael Nadal), que ha representado una inversión de aproximadamente 7 millones de euros.

También la creación de un nuevo espacio gastronómico y de ocio exterior de más de 7 mil metros cuadrados en el hotel Sol Wave House, en el que, tras una inversión de más de un millón de euros, se ha incorporado el club de playa Hadley’s Club a la oferta, así como el restaurante Fire Capitano de concepto ítalo-americano y el puesto de street food Asian Box; todo ello, completa la zona de ocio exterior del hotel que incluye muro de escalada, cine, Flowryder y una zona de piscina infinity con camas balinesas.
 

La temporada arroja datos y conclusiones muy positivas, tanto sobre la evolución de los hoteles de la Compañía, como sobre el destino en su conjunto. La Compañía comparte así el positivo balance que presentó hace unos días el Ayuntamiento de Calviá sobre la temporada alta en el destino, registrando un incremento de la tarifa y de la ocupación media, que superó el 82%, así como un índice de satisfacción media de los turistas superior al 80% según fuentes del Consistorio.
 

Para Maria Morales, Directora de Operaciones del Área de Palmanova-Magaluf en Meliá Hoteles International: “la mejor noticia es que seguimos manteniendo todos los hoteles abiertos hasta, al menos, mediados de octubre, y algunos durante el mes de noviembre, como el caso de ZEL Mallorca. Ello ha sido posible gracias a la resiliencia de una demanda creciente y diversificada en cuanto a nacionalidades, que además nos ha permitido mejorar nuestros resultados y compensar en buena parte los incrementos que todos hemos notado en los costes de la energía, personal, y todo tipo de suministros y servicios”.
 

Entre los meses de mayo a octubre, los hoteles de Meliá mantuvieron una Ocupación Media superior en más del 10% a 2022, superando también el desempeño de estos hoteles en 2019, antes de la pandemia; en cuanto a los precios, la mejora fue también significativa, destacando el incremento del hotel reposicionado como ZEL Mallorca, que mejoró en un +50% la tarifa frente al año previo a su re-branding.

Para la Compañía resulta especialmente positiva la evolución de la segmentación de su clientela, tanto por nacionalidades de origen (donde el mercado británico continuó siendo el mayoritario, con un 44%, subiendo hasta el 21% el mercado español, y creciendo notablemente mercados nuevos para el destino como el estadounidense), como por el perfil de la misma, con un significativo incremento de la clientela familiar, sobre todo en hoteles de la marca Sol, como los Sol Wave House, Sol Guadalupe, Sol Katmandu y Sol Barbados, y de algunos hoteles Meliá.


 
Un entorno más familiar y seguro

 
En materia de seguridad y civismo, la Compañía confirma también la temporada tranquila y positiva presentada por los responsables municipales, que informaron de una ausencia total de fallecimientos por precipitación desde hoteles o apartamentos en el destino, con una reducción de incidencias y delitos registrados.

Los responsables de Meliá comparten su satisfacción por esta evolución, gracias a la intensificación del control policial y la colaboración ciudadana, junto al efecto disuasorio de las sanciones establecidas en el Decreto-Ley contra el Turismo de Excesos, y afirma que “para Meliá, es claro que la apuesta del sector hotelero por un mayor peso del turismo familiar, las campañas de concienciación impulsadas por instituciones y empresas de la zona,  junto con las mejoras en la regulación anti-excesos y el mayor control policial impulsado por el equipo municipal, están dando  frutos en cuanto a la mejora del perfil de turista, la reducción de los altercados e incidentes en la zona de los locales de noche y la caída drástica de los incidentes y expulsiones en los hoteles. Todo ello es un componente esencial de la espectacular mejora en la calidad y competitividad de Palmanova-Magaluf como destino turístico“.
 
El Grupo destaca también su apuesta por la gastronomía y la oferta complementaria de ocio de calidad, como el restaurante Cape Nao ubicado en el hotel Meliá Calviá Beach o el prestigioso beach club Nikki Beach. Entre la oferta complementaria quel la compañía ofrece en el destino, como el Breeza Beach Club del Sol House The Studio o el Shallow Sun Club en el rooftop del INNSiDE Calviá Beach, destaca especialmente la gran acogida del restaurante y lounge Beso Beach, ubicado en el hotel ZEL Mallorca, que ha mantenido una ocupación media de 250 comensales diarios, en su primera temporada.
 

Por último, Meliá continua apostando por convertir a Magaluf en un destino de turismo cultural,  y en esta línea acaba de celebrar con un éxito de público extraordinario el 3er Festival de Literatura Expandida de Magaluf (FLEM), organizada por el Grupo Meliá junto con la librería Rata Corner, que durante tres días ha llenado de literatura y otras artes el hotel INNSiDE Calviá Beach de Magaluf y su entorno, con la Plaza Momentum convertida en epicentro musical y de ocio cultural de la isla, contabilizando una asistencia superior a las 7.500 personas.

Meliá hace balance de temporada en Palmanova-Magaluf: más ocupación y mejores tarifas
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad