domingo. 26.05.2024

Iberdrola ha presentado este miércoles sus resultados del primer trimestre, con inversiones récord de 2.382 millones de euros, después de un crecimiento del 36% respecto al mismo periodo del año anterior. La compañía reafirma así su compromiso con la electrificación de la economía, base del Plan Estratégico presentado el 21 de marzo. 

El beneficio neto reportado por la compañía alcanza los 2.760 millones de euros, impulsado por las nuevas inversiones, el incremento de la producción renovable en la Península Ibérica y la venta de los activos de México. 

Los resultados del período incluyen dos aspectos no recurrentes correspondientes a 2024 y a 2023:

En 2024, la venta del negocio de ciclos combinados de México -cerrada en este primer trimestre- aporta 5.437 millones de euros en caja, con un impacto de 1.165 millones de euros en el beneficio neto

En 2023, la recuperación del déficit en el negocio comercial del Reino Unido, que supuso un impacto positivo de 238 millones de euros en el beneficio neto.  Una vez excluidos estos dos efectos, el resultado neto recurrente se incrementa en un 28%. 

Por su parte, el EBITDA reportado se ha situado en 5.857 millones. Excluyendo también los dos efectos no recurrentes mencionados más arriba, esta partida crece un 10% debido al buen comportamiento de todas las geografías y negocios. En particular, destacan:

El impacto de los nuevos marcos de redes en el Reino Unido, los Estados Unidos y Brasil.

El positivo comportamiento de la generación renovable en la Península Ibérica (10.600 GWh, +19%), que ha alcanzado máximos de una década gracias la nueva capacidad instalada y al incremento de las energías renovables gestionables.

El incremento del 16% en la producción eólica marina, gracias a la entrada de nueva potencia.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha asegurado: “Estos resultados muestran la solidez del modelo de Iberdrola y el impacto positivo de las inversiones incluidas en nuestro Plan 2024-26. La buena evolución de nuestros negocios en el primer trimestre, unida al crecimiento de las inversiones ya en curso, nos permiten además mejorar nuestras previsiones para el conjunto del ejercicio 2024”. 

Inversión alineada con el Plan Estratégico 2024-2026

En línea con las guías de su plan, la compañía ha destinado el 51% de la inversión total al negocio de redes, alcanzando los 1.213 millones de euros en el primer trimestre de 2024, con un incremento del 27% respecto al mismo periodo del año anterior. Dicho crecimiento se ha visto impulsado por el aumento del 85% en las inversiones en redes de transporte. Como consecuencia, la base de activos de redes ha alcanzado los 43.000 millones de euros, un 9% más que en el primer trimestre de 2023. 

Las inversiones en renovables representan el 42% del total y rozan los 1.000 millones de euros. El 40% de este importe se ha destinado a la eólica marina. El grupo ha cerrado el primer trimestre con una capacidad instalada renovable de 42.300 MW en todo el mundo. Iberdrola genera energía 100% libre de emisiones en el Reino Unido, Brasil, Francia, Italia, Alemania, Polonia, Portugal, Grecia, Rumanía o Bulgaria. La producción libre de emisiones alcanza en este primer trimestre el 92% del total en España.

Del total de las inversiones, el 35% se ha destinado a los Estados Unidos, un 20% al Reino Unido, otro 20% España, el 15% a Latinoamérica y el 10% restante a Europa Continental y Australia.

Balance saneado y solidez financiera

El flujo de caja operativo se ha incrementado un 14% en términos recurrentes, hasta los 3.145 millones de euros en los tres primeros meses del año. Ello, unido al cobro de la operación de desinversión de algunos activos en México, sitúa la ratio FFO/deuda neta en el 25%.

Además, la compañía cuenta con una liquidez de 22.400 millones de euros, lo que le permitiría cubrir 26 meses de necesidades financieras sin recurrir al mercado

Mejora de las perspectivas para 2024

En este contexto, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha mejorado las previsiones para 2024, hasta situar el crecimiento del beneficio neto en un dígito alto (excluyendo cualquier plusvalía por rotaciones de activos), gracias al fuerte desempeño operativo, la contribución de las inversiones -12.000 millones de euros para este ejercicio- y la aportación de los nuevos marcos regulatorios en el negocio de redes en Estados Unidos, Reino Unido y Brasil. 

A lo largo del año seguirán entrando en servicio tres proyectos de eólica marina: St. Brieuc, (500 MW, Francia); Vineyard Wind 1 (800 MW, EE. UU.) y Baltic Eagle (475 MW, Alemania). Además, la compañía contará con mayor recurso procedente de las renovables gestionables. 

Compromiso con los accionistas y Junta el 17 de mayo

Iberdrola presentará para aprobación en su Junta general de Accionistas -que se celebrará en Bilbao el 17 de mayo- el pago de un dividendo complementario de 0,348 euros por acción en julio, que se sumarán a los 0,202 distribuidos en enero. El dividendo total con cargo al ejercicio fiscal 2023 se incrementará un 10,8% respecto al abonado por los resultados de 2022, hasta alcanzar los 0,55 euros por título. A este importe se añadirán 0,005 euros por acción si el quórum de constitución de la Junta alcanza el 70%. 

Iberdrola gana 2.760M€ en el primer trimestre del año