domingo. 16.06.2024

El grupo de aerolíneas IAG, al que pertenece Iberia, notificó este lunes a la Comisión Europea que ha adquirido el cien por cien Air Europa, una operación cifrada en 400 millones de euros que ambas compañías acordaron en febrero de este año y sobre la que prevé recibir autorización de Bruselas en 2024.
 

Tras este paso, el Ejecutivo comunitario dispone de un plazo de 25 días laborables para evaluar la operación de acuerdo con la primera fase de control de concentraciones que prevén las normas comunitarias.
 

Bruselas podría dar su visto bueno a la adquisición después de este análisis o abrir una investigación en profundidad que se prolongaría durante 90 días laborales y que puede prorrogarse otros quince días si fuese necesario.
 

“Hoy hemos notificado nuestra propuesta de la compra de Air Europa a la Comisión Europea"; anunció en un comunicado el consejero delegado de IAG, Luis Gallego, quien defendió que la operación "ofrecerá beneficios a los consumidores y a la economía española en general, además de mejorar la competitividad de Madrid con respecto a otros hubs (centro de distribución del tráfico aéreo) en Europa".
 

Gallego explicó que IAG ha trabajado "estrechamente" con los servicios comunitarios de Competencia desde el anunció de la operación en una "labor exhaustiva preparatoria" y que propondrán a Bruselas un "ambicioso y amplio" conjunto de compromisos para resolver las dudas de la Comisión tras "haber escuchado sus puntos de vista".
 

El objetivo es que Bruselas dé su visto bueno "lo más rápido posible en 2024" a la transacción.
 

Esta es la segunda ocasión que IAG y Air Europa intentan su fusión después de que abandonaran primer intento en diciembre de 2021.
 

La Comisión Europea explicó, tras abrir una investigación en profundidad de aquella operación, que la integración propuesta entonces no hubiese sido aprobada porque las modificaciones ofrecidas por las dos partes para conseguir autorización comunitaria "no atajaban adecuadamente" los problemas detectados.
 

La entonces vicepresidenta responsable de Competencia, Margrethe Vestager señaló que el proyecto de 2021 habría afectado a la competencia tanto en rutas domésticas como en otras a largo plazo desde y con destino a España.
 

Ahora, IAG considera que los nuevos compromisos que ofrece a la Comisión Europea para resolver sus dudas (llamados 'remedies' en la jerga comunitaria) son "sustancialmente mejores" a los que se plantearon en el primer intento.
 

Además incorporan la postura que ha recibido de Bruselas durante las conversaciones de los últimos meses, apuntan fuentes de la compañía.
 

Por otro lado, el grupo de transporte aéreo defiende que "diversas compañías" han mostrado "mucho interés" en adjudicarse las posibles desinversiones que IAG tenga que hacer para obtener la aprobación, algo que "da muestra de la importancia y viabilidad del paquete".
 

Además, las mismas fuentes enfatizan que la situación económica de 2021 se caracterizaba por una mayor "incertidumbre" para el sector, que llevaba más de un año capeando las restricciones de movimientos impuestas para frenar la propagación del coronavirus.

En cualquier caso, subraya que adquisición contribuirá a reforzará a Madrid como "hub" para competir con otros grandes aeropuertos como Londres-Heathrow, Ámsterdam, París-Charles de Gaulle y Fráncfort.
 

Defienden también que beneficiará a los consumidores al incrementar las rutas y las frecuencias desde Madrid, optimizará los horarios de vuelo y aportará flexibilidad para los viajeros.
 

En concreto, calculan que facilitará al menos 500 nuevas combinaciones de origen y destino, especialmente las rutas a Asia desde España. 

IAG notifica a Bruselas la compra de Air Europa y prevé recibir su visto bueno en 2024