sábado. 25.05.2024

"Ha sido un gran año para Meliá, y para el turismo en general" así empezaba el CEO de Meliá, Gabriel Escarrer su intervención ante la junta general de accionistas para hacer balance de los resultados más recientes de la compañía hotelera.

Escarrer asegura que "finalmente superamos la disrupción provocada por el Covid, e iniciamos una nueva senda de creación de valor, plasmada entre otros muchos signos, como veremos, en el retorno del dividendo".

Asimismo añadía que las dos grandes notas que definen a nuestro resultado 2023 son por una parte, una positiva coyuntura turística, con indicadores de demanda que mantienen la fortaleza sin mostrar indicios de ralentización, y por otra, una acertada estrategia de la Compañía para capitalizarla y maximizar su impacto positivo; una hoja de ruta estratégica que prioriza fortalecer nuestro balance, apuntalar el crecimiento cualitativo de manera especial en el portfolio Premium y de lujo, e impulsar la eficiencia de nuestra gestión, contribuyendo con ello al sostenimiento de nuestros márgenes, a pesar del contexto inflacionista".

Escarrer ha recaldado que aspiramos a ser “más grandes y más gestores”. En este sentido apuesta por "una expansión cualitativa, priorizando los destinos en que tenemos una importante masa crítica (tanto en España, como el Caribe o en Asia Pacífico) y aquellos más “inexplorados”, en los que se presentan oportunidades para una implantación relevante de
nuestras marcas, como Albania, Arabia Saudí o Malta".

Ente los primeros, destaca el fuerte impulso presencia en México, país en donde se habrá duplicado el portfolio de hoteles operativos en los próximos dos años, y la fuerte expansión en los grandes destinos del sudeste asiático como Tailandia o Vietnam,


Según Escarrer "La fórmula de crecimiento de Meliá combina una expansión “orgánica” u “hotel a hotel”, con las alianzas estratégicas desplegadas con nuestros partners". En este sentido, durante 2023 el 100% de los 26 nuevos hoteles firmados se incorporaron en régimen de gestión, por el que se rigen también 11 de las 12 aperturas realizadas en el ejercicio.

El presidente de Meliá ha querido destacar también "el impacto positivo que ya hemos comenzado a constatar, como resultado de nuestra apuesta estratégica por el reposicionamiento de nuestros hoteles, ya sea a través de reformas integrales o transformaciones, o de rebranding o cambio de Marca y segmento".


En Baleares y costas peninsulares destaca el esfuerzo realizado para transformar 7 antiguos hoteles marca SOL en marcas de segmento Premium y Luxury como Innside, Meliá, Gran Meliá, y ZEL. "Estas reformas y rebrandings han contribuido también sin duda alguna, a la positiva evolución del precio medio de la zona que creció un +59% desde 2019. 

Según Escarrer "la orientación al lujo que se constata con el crecimiento de estas marcas se ha convertido en una ventaja competitiva singular, y una poderosa palanca de generación de valor diferencial, que se plasma en un alto potencial de mejora del RevPAR al mantener estos hoteles unas tarifas medias un 80% superiores a las del resto de marcas del grupo.

Ha indicado que "una de cada 3 aperturas del grupo en los próximos 3 años será de un hotel de lujo, y como muestra del impulso a estas marcas, entre 2024 y 2025 abriremos 6 nuevos establecimientos de la marca ME by Meliá. También llevaremos a Asia el primer Paradisus y duplicaremos el portfolio de hoteles The Meliá Collection, además de seguir expandiendo la joven marca ZEL con hoteles en Madrid, México o Punta Cana.

Escarrer ha querido poner en valor el esfuerzo realizado por contener el impacto de la inflación y limitarla al 8,5% en los suministros frente al nivel medio del 15% que ha padecido nuestro sector, muy impactado por el
alza del coste de los alimentos y otras materias primas".

Otro objetivo estratégico del Grupo es, el “ser Mas sostenibles”. En el plano medioambiental, Escarrer ha explicado que durante 2023 logramos reducir un 19,6% nuestra huella de carbono, reduciendo un 9,5% el consumo medio de energía por estancia, y con un 82,6% del portfolio de hoteles que utilizan energías de origen renovable. 


En cuanto a perspectivas para este año, Escarrer ha fijado como objetivo maximizar la generación de ingresos, gracias a nuestra estrategia de “total revenue” y a la apuesta decidida del grupo por los segmentos más rentables y resilientes como sonlos hoteles Premium y de Lujo.


Apartir de las ventas en libros o ya registradas para el próximo verano, "vemos que la Ocupación evoluciona muy positivamente y se sitúa por encima de la estimada enlas mismas fechas del año 2023, mientras la Tarifa Media mantiene  también su tendencia alcista, por encima de la del año anterior.

El ritmo de reservas actual (que supera ya en doble dígito (+34%) a las registradas en las mismas fechas del año anterior para hoteles vacacionales, sigue sin mostrar ningún síntoma de ralentización, al tiempo que continúa reduciéndose la tasa de cancelación.

En cuanto al segmento MICE, "las ventas registradas en libros muestran unas excelentes perspectivas: un 11% más de ventas para 2024 que el año pasado en las mismas fechas, y una cifra de negocio confirmada para 2025 un 30% superior a la que teníamos hace un año para 2024. Además, las peticiones de cotización para nuevos eventos superan en un 26% las
recibidas hasta el mes de mayo del año pasado.
 

Gabriel Escarrer: "aspiramos a ser “más grandes y más gestores”