jueves. 29.09.2022
RECONOCIMIENTO

El hotel Cap Rocat, premio europeo de Patrimonio Cultural

El jurado ha valorado que "esta imaginativa propuesta para reutilizar un edificio militar es una manera efectiva, y respetuosa con el entorno, de revitalizar un espacio con numerosos retos”
/img/periodico/img_16541.jpg

El hotel Cap Rocat ha sido reconocido como uno de los ganadores del Premio Unión Europea de Patrimonio Cultural 2017, el galardon europeo más prestigioso en este campo.

 

Los 29 ganadores pertenecientes a 18 países han sido recompensados por sus ejemplares logros en las categorías de conservación, investigación, dedicación especial al patrimonio, y educación, formación y sensibilización.

 

Entre los premiados este año se encuentra la rehabilitación de la Fortaleza de Cap Enderrocat en Llucmajor y otro proyecto español; la Cubierta de las ruinas del Monasterio de San Juan en Burgos. Los Jurados de expertos independientes evaluaron un total de 202 proyectos presentados por organizaciones y particulares de 39 países europeos.

 

Los ganadores del Premio Unión Europea de Patrimonio Cultural / Premios Europa Nostra 2017 recibirán su galardón en una solemne ceremonia presidida por el Comisario Europeo Navracsics y el Maestro Plácido Domingo, que tendrá lugar el 15 de mayo en la Iglesia de St. Michael en Turku (Finlandia).

 

Durante la ceremonia, se anunciarán los 7 proyectos galardonados con un Premio Especial, cada uno de los cuales recibirá 10.000 euros, así como el proyecto ganador del Premio del Público, elegidos entre los proyectos premiados este año.

 

.

Los premiados presentarán además sus proyectos durante la “Excellence Fair”, que se celebrará el día 14 de mayo en la Sala Sigyn del Conservatorio de Turku, y participarán en varios eventos que tendrán lugar durante el Congreso de Patrimonio Europeo en Turku (11-15 mayo), organizado por Europa Nostra. Este Congreso proporcionará una plataforma para establecer redes y debatir los últimos acontecimientos europeos relacionados con el patrimonio, con especial atención al Año Europeo del Patrimonio Cultural 2018.

 

En el caso de Cap Rocat el jurado ha valorado "esta imaginativa propuesta para reutilizar un edificio militar es una manera efectiva, y respetuosa con el entorno, de revitalizar un espacio que planteaba numerosos retos debido a su complejidad”,

 

La iniciativa privada, cuyo proyecto y dirección corrió a cargo de su propietario Antonio Obrador, restauró y transformó esta Fortaleza, ubicada en un paraje natural protegido, en un bello hotel, totalmente respetuoso con la esencia arquitectónica de los edificios y de su entorno.

 


La fortaleza de Cap Enderrocat, construida en 1898 como parte del sistema defensivo de la ciudad de Palma de Mallorca, es la mayor fortaleza de las Islas Baleares. Los edificios principales ocupan más de 4.100m2 y toda la propiedad cubre un área de más de 30 hectáreas a lo largo de 2 km de costa. En 1940, tras la Guerra Civil española, la fortaleza empezó a sufrir una lenta decadencia, y prácticamente dejó de tener uso militar desde los años 80. Tras su abandono, las instalaciones sufrieron un grave deterioro debido al vandalismo y a los serios problemas derivados de que la mayor parte de sus estructuras estaban talladas, directamente, en “marés”, una piedra caliza muy porosa.

 


La restauración fue extremadamente compleja debido al gran tamaño de la Fortaleza, a su clasificación como Bien de Interés Cultural, y a la estricta protección sobre su entorno natural. La ejecución del proyecto, que ha durado más de quince años, se ha basado en un estricto plan de financiación que garantiza que su nueva función pueda desarrollarse de forma sostenible.

 


El resultado es un hotel emblemático que alberga actividades culturales y eventos públicos y privados, en el que recientemente se ha inaugurado un pequeño museo, que alberga una importante colección de 1.400 fotografías de los años 1910 a 1930. Existe una auténtica concienciación sobre el carácter patrimonial de los edificios, e incluso el personal del hotel ha recibido formación para aumentar su conocimiento sobre sus características e historia. Pueden organizarse visitas guiadas a la fortaleza y su entorno.

 


Tras la privatización del edificio y la consolidación de su estructura para su reutilización como hotel, este proyecto ha recuperado una parte importante del patrimonio militar, arquitectónico y cultural de la isla y sirve de ejemplo de lo que podría lograrse en otras fortalezas similares de toda Europa.

El hotel Cap Rocat, premio europeo de Patrimonio Cultural
Comentarios